Fuente: Tiempo Sur

Es la segunda vez consecutiva que Pablo de León resulta ganador de un concurso altamente competitivo entre investigadores de diferentes instituciones de los Estados Unidos; por ello la NASA ha otorgado un subsidio de 750 mil dólares para el avance de la investigación, cuyo costo estimado total sería de más de un millón de dólares.

Este nuevo proyecto se denomina “Estación multipropósito para misiones tripuladas a Marte”; se trata de un prototipo avanzado de base para cuatro astronautas, que incluye un invernadero que permitirá la producción de plantas comestibles, una estación de comunicaciones, gimnasio, laboratorio para reparación de equipos, laboratorio geológico planetario, un vehículo eléctrico presurizado y trajes espaciales.

“Es un honor y una gran responsabilidad que una de las instituciones espaciales más importantes del mundo confíe en nosotros para la concreción de este proyecto; es la segunda vez que nuestro equipo de trabajo ha ganado un concurso tan importante y tan competitivo”, explicó de León, quien además es profesor de sistemas espaciales en la Universidad de North Dakota y Director del Laboratorio de Vuelos Espaciales Tripulados en dicha institución -financiado también por la por la agencia espacial norteamericana, NASA-.

Este nuevo subsidio complementa el trabajo que de León y su equipo viene realizando para la exploración tripulada del planeta Marte, con el subsidio anterior se construyó un hábitat inflable que fue probado en misiones de 10 y 30 días por tripulaciones en Tierra, dado que la NASA planea utilizar los prototipos para entrenar a tripulaciones de astronautas que tomarán parte en futuras misiones al planeta rojo.

Diferentes centros de estudios de NASA colaborarán con de León y su equipo de 30 especialistas en este nuevo proyecto, entre ellos el Centro Espacial Johnson en Houston, el Centro Espacial Kennedy en la Florida y el Centro Ames en California. El sistema completo estará terminado en tres años.

Para el año 2030 la NASA planea el primer vuelo tripulado al planeta Marte.  Para ello, se está desarrollando una nueva nave espacial: Orión y un cohete de grandes dimensiones, el Space Launch System (SLS), un sistema de lanzamiento espacial que tendrá mayores prestaciones que el Saturno V, que llevó a los astronautas norteamericanos a la Luna a bordo de las naves Apollo.

Cabe recordar que De León ha dirigido los equipos de investigación que desarrollaron prototipos de los trajes espaciales NDX-1 y NDX-2 para futuros vuelos a Marte. Este trabajo permitirá el establecimiento de bases en Marte, las que podrán instalarse en forma automática previamente a la llegada de los astronautas, de forma que los mismos cuenten con una base casi terminada antes de llegar