El censo se llevó a cabo en el marco del Programa de Monitoreo de la Red de Humedales establecida por el Grupo de Conservación de Flamencos Altoandinos (GFCA), que tiene el objetivo de realizar aportes al conocimiento de la dinámica poblacional de los flamencos, incluyendo productividad, longevidad, supervivencia y desplazamientos y las condiciones ecológicas de sus hábitat dentro de la red de humedales altoandina.

Del censo participaron miembros de la Secretaría de Biodiversidad de Jujuy, en conjunto con la Administración de Parques Nacionales, para registrar a los ejemplares diferenciados en las especies parina, chururu y tococo, que habitan y se reproducen en la provincia.

Algunos de los cuerpos de agua son reconocidos por alojar cantidades de colonias reproductivas de flamencos: la Laguna de Vilama, localizada en la reserva altoandina La Chinchilla, y el monumento natural Laguna de los Pozuelos.

En la Laguna de Vilama se detectaron signos de nidificación y la presencia de unos pichones de parina en diferentes estados de crecimiento, un dato que da cuenta de la reproducción de esta especie.

El conteo se realiza en esta época del año porque las aves están anidando y por las condiciones climáticas favorables.

Los especialisas recorrieron unos 1.000 kilometros para obtener datos en el complejo de Vilama-Pululos, porque lo que se busca también es controlar indirectamente el estado de salud de estas cuencas endorreicas, sobre todo porque representan un sitio de interés internacional por estar declarado como Sitio Ramsar.