Mientras Beijing atraviesa su segunda alerta roja por contaminación este mes, un artista estuvo cien días con una aspiradora industrial y una máscara recolectando polvo para crear ladrillos.

Su nombre es ???? (Nut Brother) y lo que obtuvo al final del proyecto fue una mezcla de polvo y smog que pesaba alrededor de 100 gramos, a lo que le añadió arcilla para crear un ladrillo que pesa varios kilos. La verdad es que no se trata de algo muy distinto a los comunes, pero tiene la intención de ser un símbolo. 

Se espera que una bruma de polución se asiente sobre Beijing, de 22,5 millones de habitantes. Se estima que los niveles de PM2,5, las partí­culas suspendidas más diminutas y perjudiciales para la salud, superarán una concentración de 500 microgramos por metro cúbico, según informó el gobierno municipal.