Un sistema innovador para el compostaje insitu de la porción orgánica de los RSU (Residuos Sólidos Urbanos) junto a restos de poda y jardín, obteniendo como resultado un producto útil para aplicar como enmienda y fertilizante de los espacios verdes.

En Argentina el 6 % de los gases de efecto invernadero provienen de la generación de estos residuos. La falta de inclusión de residuos sólidos orgánicos (RSO) en el ordenamiento del espacio rural y el rápido crecimiento de los complejos urbano-industriales sobre las zonas rurales y periurbanas, provoca el deterioro de los procesos socioambientales.

Rotorbuey promete resolver la problemática ambiental de la gestión integral del tratamiento de los RSU, ya que brinda la posibilidad de transformar, de una manera segura y controlada, los residuos orgánicos en insumos para otras actividades.

Con este equipo se logra ampliar la capacidad de trabajo con el agregado de módulos. Cuenta con la ventaja de adaptar la modularidad a las necesidades de la escala de producción.

Los sistemas de compostaje cerrados se caracterizan por ser equipos tecnológicos sofisticados donde los residuos sólidos orgánicos nunca se encuentran en contacto directo con el exterior, evitando la pérdida de nutrientes por lixiviación. El proceso de compostaje es un proceso biológico que ocurre en condiciones aeróbicas (presencia de oxígeno), y que asegura una transformación higiénica de los restos orgánicos en un material homogéneo y asimilable por las plantas.

Este nuevo compostador tienen posibilidades de aplicación con residuos orgánicos, feedlots, cría de aves de corral, cría de cerdos, cría de ovejas, residuos forestales domiciliarios, industria pesquera, poda de frutales, etc.

Una vez cargado los residuos orgánicos y otros materiales, el equipo rota regularmente desplazando el contenido hacia la zona de descarga. Durante este traslado se va produciendo el compostaje a través de cuatro fases de transformación. Básicamente, este equipo consiste en una estructura tubular modular de acero que, rota en un sentido, a muy baja velocidad..

 

De esta manera, se trabaja en la búsqueda de reducir los residuos generados, promover el reciclaje en toda organización a través de la separación en origen, y favorecer a la economía circular, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social con soluciones tecnológicas que minimicen la huella de carbono.