Un drone flotante denominado Wave Glider (planeador de olas) fue lanzado en las aguas del Golfo San Matías, provincia de Río Negro.

Construido en Estados Unidos y adquirido por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el objetivo de este drone acuático es estudiar, proteger y aprovechar los recursos naturales marítimos, en el marco del proyecto Pampa Azul, una iniciativa estratégica nacional de investigaciones científicas en el Mar Argentino, que incluye actividades de exploración y conservación, de innovación tecnológica para los sectores productivos vinculados al mar y de divulgación científica dirigida al público en general.

“Con esta herramienta, Río Negro califica dentro del proyecto Pampa Azul a través del Centro de Investigaciones Aplicadas y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos (CIMAS), con la intención de desarrollar tecnología que se pueda aplicar en el golfo San Matías y en nuestro mar Atlántico”, explicó a Télam el vicegobernador de Río Negro, Pedro Pesatti.

A través de un “planeador”, el drone transforma el movimiento de las olas en energía mecánica, que se resguarda en baterías para que pueda operar e impulsarse en los momentos de serenidad marina con un pequeño motor eléctrico a hélice, que también es alimentado con energía solar.

El robot mantiene el contacto con tierra por vía satelital y es posible ubicarlo en cualquier lugar, ya que utiliza un rastreador GPS con señal en todo el mundo y un segundo rastreador más pequeño que permite localizarlo en alguna emergencia, incluso si las baterías fallaran.

El Wave Glider recabará información y transmitirá datos vía satélite, hasta el próximo jueves 30, cuando iniciará su retorno a tierra. El equipo técnico encargado de monitorear y pilotear al Glider está conformado por la Ingeniera Industrial Macarena Triviño y el Ingeniero Gastón Segura, ambos pertenecientes a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN ), que fueron capacitados para esa función durante el año 2015 y forman parte del Centro de Investigaciones y Transferencia Santa Cruz.

La ingeniera destacó que la Patagonia “está en un segundo o tercer puesto a nivel mundial en amplitud de mareas, tiene bastante energía mareomotriz para aprovechar en función a la altura y corriente de mareas, que presentan un amplio rango aprovechable”.