Investigadores de la Universidad de California Irvine, en Estados Unidos revelaron que 13 de los 37 acuíferos más grandes del planeta, estudiados entre 2003 y 2013, se están agotando, y reciben poca o ninguna recarga, entre ellos el Acuífero Guarani, que recibe el nombre del gran pueblo que ocupó estas tierras antes de la colonización, señala el informe en inglés. Los satélites han registrado los efectos de la sequía en Brasil, el derretimiento de los glaciares andinos, y un marcado agotamiento del Acuífero Guaraní en países vecinos.

El estudio dice que de continuar en este punto sin retorno, se apunta a la desaparición de una de las más grandes cuencas de agua del mundo. Por esto el agotamiento de las cuencas de agua subterránea en el mundo, pone en alerta a la población dependiente de la gran Acuífero Guaraní que se extiende bajo el suelo de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil.

El acuífero guaraní está para los investigadores de la Universidad de California, en alerta roja porque pierde más agua de la que recibe, con un pronóstico sombrío y no se sabe exáctamente cuánto tiempo exactamente le queda, indica el material compartido por el diario norteamericano La Gran Época, de New York.

El Acuífero provee de agua a más de 15 millones de personas en la región. Una de las principales causas de alarma es el avance del fracking en la región, la importancia de cuidar esta reserva de agua dulce es una prioridad en nuestro país, hace unas semanas atrás asambleístas entrerrianos pidieron que la ley anti fracking sea más severa, algunas agrupaciones piden su prohibición ante a la que consideran unas de las prácticas más contaminantes sobre el acuífero.