Se acostumbra a los premios. Recientemente la bodega en la que diseñó su restaurante, Ruca Malén, fue distinguida con un premio internacional en la categoría Mejor Experiencia en Restaurante de Bodega del Mundo.

 Desde hoy lunes 27 hasta el miércoles 29 de enero, el reconocido Chef mendocino Lucas Bustos participará de la Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión y será el único argentino invitado para realizar una exposición temática. Bustos hablará sobre la cocina cordillerana, su especialidad, y por la que coordina diferentes restaurantes de bodegas.
 
 Madrid será la capital mundial de la gastronomía una vez más y este año el lema es “La inspiración está en la calle” en el que se aglutinarán ponencias, demostraciones, talleres, catas y conferencias. Convoca a los más grandes cocineros del mundo como Ferran Adrià (famoso por su restaurante de cocina molecular, el Bulli), además de Joan Roca, Quique Dacosta, Pedro Subijana, entre otros. Lucas Bustos será el encargado de presentar el Caso de la experiencia en la bodega Ruca Malén que le valió la Medalla de Oro del Global Best Of Wine Tourism en la categoría Mejor Experiencia en Restaurante de Bodega del Mundo. Se trata del certamen más prestigioso que existe para el mundo de las bodegas.
 
 A los 34 años, Lucas Bustos está al frente de un importante equipo cuyo formato exitoso no sólo se aplica en Ruca Malén sino también en las reconocidas bodegas Catena Zapata, Melipal y Lagarde que él diseñó y actualmente coordina.
 
 “La gente busca algo nuevo en el mundo de la cocina y el vino –explica Bustos que cocinó recetas en distintos rincones del mundo pero siempre vuelve a Mendoza, su lugar en el mundo. El vino une a las personas y las predispone a disfrutar de grandes sensaciones y yo aprovecho para que prueben mi cocina, con los productos de la huerta”.
 
 En cuanto al premio obtenido en los Valles de Napa, California, Estados Unidos, es una de las actividades de la Red de Grandes Capitales del Vino, que en la actualidad está integrada por las diez regiones vitivinícolas más relevantes del mundo. Además de Mendoza, la red incluye, entre otras, a Burdeos (Francia), Florencia (Italia), Porto (Portugal), Mainz (Alemania), Francisco-Napa (Estados Unidos) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica).