Juan Manuel Irrazabal, un ingeniero electrónico misionero egresado de la facultad de ingeniería de Oberá desarrolló “smart termo”, un termo inteligente que ceba mates de manera automática, a través de una aplicación móvil.

El inventor explicó a medios locales que el sistema permite configurar el intervalo de tiempo con el que nos gustaría que cebe, la cantidad o nivel de agua, o incluso si lo queremos hacer de manera instantánea. Cuenta con una batería recargable que alcanza aproximadamente para tres termos.

Si bien aún no se fabrica a nivel industrial, una vez patentado se espera hacerlo. Tras algunos detalles a modificar, su creador pretende adaptarlo para personas no videntes, con un riel o guía que determine el sector exacto donde colocar el mate.

La idea fue pensada “para aquellas personas que muchas veces viajan solas y no pueden hacerlo sin la compañía del mate o para aquellos estudiantes que no quieren desconcentrarse cebando”.