El nadador argentino Guillermo Bértola logró el lunes 29 de septiembre la medalla de bronce en la prueba de 10 kilómetros de aguas abiertas del Festival Panamericano en Tequesquitengo, en México. La carrera se la adjudicó el venezolano Diego Vera, que fue presea de oro.

El cordobés Bértola, que representa al club Belgrano, está actualmente dentro de los 10 mejores del mundo y en la jornada del viernes fue quinto en los 5 kilómetros de aguas abiertas, mientras el santafesino Gabriel Villagoiz resultó noveno. Este nadador de Santa Fe había terminado en el puesto 14 en los cinco kilómetros del Panamericano, corrido algunos días antes.
 
El nadador cordobés del club Belgrano había quedado quinto en la prueba de cinco kilómetros del lago Tequesquitengo donde compitieron nadadores de 18 países. Bertola, con el agua a una temperatura de 25 grados, fue el mejor argentino de la competencia (a 16 segundos del ganador, el mexicano Delgadillo). “Espero subir al menos un par de puestos en esa prueba”, le dijo a Talento Sports desde México cuando corrió los cinco kilómetros. Y lo logró.

 

Esta competencia, organizada por el Comité Olímpico Mexicano, sirve de preparación para el cordobés Guillermo Bertola, quien aspira a completar la temporada con una gira por Oriente en dos competencias de la World Cup 10 km, con puntos Fina.

 
Entretanto, en la prueba de 10 kilómetros femenina, la argentina Stephanie Romero Serwatka, que tiene el apoyo del Municipio de Lomas de Zamora, llegó en la sexta posición, mientras que en la prueba de cinco kilómetros la chica había quedado octava.
 

Bértola tiene historia mundialista

 
El nadador cordobés cerró una labor memorable en el mundial de natación el año pasado: consiguió el mejor tiempo de un argentino en los 25 kilómetros en aguas abiertas en un mundial: quedó octavo, a 17 segundos del campeón mundial, pero en algunos tramos punteó la carrera, a pesar de que perdió las antiparras a poco de comenzar.
 
Por eso, aquel 27 de julio quedará en la historia grande del deporte argentino, gracias a la cabeza, y sobre todo a los brazos, de Guillermo Bértola, en los 25 kilómetros de aguas abiertas disputados en el mundial de Barcelona.

Porque con un tiempo de 4h47m44s8c quedó a 17 segundos y 8 centésimas del ganador. Con esa marca logró un hecho histórico: colocarse él -y colocar al país- como el mejor nadador de la historia argentina en este tipo de prueba mundialista. El nadador argentino sumó este logro a otro: quedó décimo en los 10 kilómetros y hasta participó en los 5 kilómetros por equipo. Todo en una semana de competencia. 

“Estoy bastante contento con el resultado, pero bastante cansado también. En la segunda vuelta, me dieron un manotazo y perdí las lentes: quedé a un minuto de los primeros, por lo que tuve que empezar a nadar muy fuerte”, dijo el hombre, que se mostró feliz por el balance general de su labor en el mundial.

“El balance es muy positivo, sobre todo porque hace dos años en el Mundial de Shanghai, había quedado 13° en los 25, a casi cuatro minutos del primer lugar. Eso quiere decir que las cosas se están haciendo bien”.

Para dimensionar lo que hizo Bértola basta un número: después de él, el nadador que cruzó el arco del triunfo en Moll de la Fusta lo hizo más de un minuto más tarde, porque desde Guillermo para abajo, los nadadores corrieron otra carrera. Mientras el cordobés se ajustó al pelotón de punta, el resto miró la definición desde lejos. Bértola sabía que la distancia era corta para una carrera tan larga, dividida en diez vueltas de 2500 metros cada una.

Sin embargo, otra podría haber sido la suerte de Bértola si no le pasaba la desgracia de la vuelta dos de las diez que tenía la competencia. El cordobés se quedó sin sus lentes por un golpe que recibió al comienzo de la carrera. y perdió tiempo que debió recuperar rompiendo la armonía que implica una competencia de largo aliento como ésta de las aguas abiertas.  

“Por momentos fui primero, pero me encontré mal físicamente. Sentí mucho el desgaste de las otras pruebas. Le puse garra para estar entre los 10 primeros, que era el objetivo”, contó el hombre que sumó dos accidentes en tres competencias.

 
Con aquel logro del año pasado en el mundial más esta medalla conseguida en el Panamericano de Aguas Abiertas en México, Bértola es una de las apuestas fuertes de la natación argentina para los próximos Juegos Olímpicos. ?“Esto me da mucha confianza para encarar Río 2016, ya que esa es la única prueba olímpica”, se ilusiona el cordobés.