Especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) asistieron a la empresa argentina Tigoût en la formulación, la conservación, el escalado y la búsqueda de proveedores para este desarrollo inspirado en las cafeteras express hogareñas. 

Se trata de una tecnología desarrollada íntegramente en Argentina con empresas nacionales,  y fue patentada, ya que no existía otra similar en el mundo.

Scones cítricos, crumbles de manzana, blondies de chocolate blanco, volcanes de dulce de leche, muffins de frambuesa y choco fudge son algunas de las “opciones en cápsula” que es capaz de hornear este nuevo electrodoméstico que buscará seguir creciendo en 2020 con nuevas inversiones y nuevas propuestas, como alimentos salados.

Los postres vienen congelados, sin aditivos ni conservantes.La empresa nos pidió asesoramiento sobre estrategias para aumentar la vida útil del producto y sugerimos comercializar las cápsulas congeladas, para responder a requerimientos de exportación. Llegamos a esta conclusión luego de elaborar formulaciones de muestra y realizar un seguimiento microbiológico, sensorial y funcional de cada una”, detalló Mariana Sánchez, quien coordina los proyectos de desarrollo vinculados a alimentos en el INTI.

Los especialistas del INTI también brindaron asistencia en la selección de proveedores y en el cambio de escala. “Venían haciendo lotes de un kilogramo, e hicimos un salto en el tamaño del batch de veinte veces, lo que implicó ajustar algunos parámetros del proceso. El escalado nos brindó información de tiempos productivos, mermas, necesidades de equipamiento, mano de obra y costos de producción”, agrega Sánchez.

“A fines de 2019 lanzamos las primeras máquinas al mercado para testear su funcionamiento con diferentes usuarios y relevar información sobre las preferencias de consumo (como pueden ser los días, horarios, tipo de postre, entre otros parámetros)”, comentó Rodrigo Córdoba, CEO de Tigoût.