El Bajo de Véliz, Mogote Bayo y Quebrada de las Higueritas son las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de la provincia de San Luis que pueden ser visitadas este verano y todo el año por turistas, puntanos e instituciones educativas.

Senderos autoguiados y visitas con guardaparques son las opciones ofrecidas por la cartera medioambiental, ya que el cuidado del medioambiente y la protección de las diferentes especies animales y vegetales, es uno los objetivos que persigue el gobierno de San Luis, a través del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Educación ambiental, generación de conciencia ciudadana e interpretación de los ecosistemas puntanos, son algunos de los objetivos que se buscan cumplir con este sistema de ANP que se encuentran abiertas al público.

Ya sea en los senderos autoguiados o con visitas coordinadas por guardaparques, los visitantes pueden recorrer las bellezas naturales puntanas y conocer las acciones de conservación que se llevan a cabo desde el Ejecutivo provincial. En esta dirección, a lo largo del 2016 estos espacios recibieron a más de 22.000 visitantes, quienes se acercaron para conocer las bondades de la biodiversidad sanluiseña.

El Bajo de Véliz, uno de los principales yacimientos paleontológicos de nuestro país y de gran relevancia internacional, se encuentra en la localidad de Santa Rosa del Conlara. En las primeras cuatro semanas del año, el espacio recibió a 1914 personas.

Por su parte, Mogote Bayo, ubicada en la Villa de Merlo, fue recorrido por 1197 visitantes. Finalmente, hasta Quebrada de las Higueritas en Luján se acercaron 582 personas.