A los 22 años, el cordobés de Rio Tercero Gustavo Fernandez jugador de tenis adaptado sobre silla de ruedas se consagró campeón en Roland Garros, obteniendo su primer titulo de Grand Slam y dando un ejemplo de voluntad y superación personal.

“¿Si fue como lo soñaba? No. Fue increíble, fue mejor que en mis sueños”, comenta con alegría el joven tenista argentino que en rueda de prensa expresó que siempre soñó con estar en Roland Garros. “Cuando vi a Coria y Gaudio en el 2006 supe que tenía que llegar aquí y ahora no lo puedo creer”

El tenis adaptado es un deporte donde el tenista aplica toda su capacidad y habilidad, adaptándolas a través de una silla de ruedas deportiva. Es una actividad muy integradora, ya que reglamentariamente puede practicarse entre jugadores en silla de ruedas (cuentan con hasta dos piques de la pelota) y jugadores “convencionales” (cuentan con un solo pique). En uestro pais los deportistas que elijen este deporte estan federados en la Asociación Argentina de Tenis Adaptado, que se fundó en 1997. 

Gustavo Fernandez, quien obtuvo el titulo al vencer al británico Gordon Reid por 7-6 (7-4) y 6-1 mostró una arrolladora personalidad sobre el polvo de ladrillo parisino, dueño de una ténica que le ha valido los mayores recoconimientos nacionales e internacionales, es desde hace unos años uno de los mejores tenistas adaptados en el mundo. 

“Es que lo soñé, sí, pero esto fue mejor. Porque durante toda la semana me sentí confiado, pero los partidos no fueron fáciles, fueron trabados. Tuve que ir y ganarlos, y estoy feliz por lo que hice. Este Grand Slam era mi obsesión, es el que más me gusta. Desde 2004 que me encantó y me obsesioné con esto, y ahora que lo pude lograr no entiendo nada, estoy desbordado de felicidad por cómo se dio todo esto”, expresó conmovido Fernández

Fernandez estuvo acompañado por su madre y padre Gustavo el ‘Lobo’ Fernández, ex basquetbolista, con quienes se abrazó luego de terminar el partido. “La verdad es que yo ya no podía hablar de la emoción, y ellos tampoco. Y tampoco hacía falta decir nada, con todo lo que me vieron sufrir hasta acá ya se dijo todo”.

Una de las piezas fundamentales para que el cordobés obtuviera el titulo fue su entrenador Fernando San Martín, quien explicó: “En este tiempo hicimos todo el desarrollo; tomamos la decisión de ir por todo. Hace tiempo que él está jugando en este nivel. Esta semana tuvo la continuidad de concentración por el tiempo que hacía falta. En su momento jugó dos finales de Grand Slam (Australia y el US Open 2014) ante el mejor (Shingo Kunieda), y no estaba listo. Ahora fue otra cosa, entró a dominar, a ganar, a faltar el respeto en el buen sentido. La clave fue la continuidad de lo emocional y la toma de decisiones

Roland Garros ya fue un sueño cumplido, Gustavo Fernandez ya piensa en otro horizonte. “Quiero ser número uno del mundo”