Una familia de tucumanos visitó la audiencia pública que realiza el Papa Francisco los miércoles en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, y se animaron a convidarle un mate.

Eliana Caunedo y Federico Ballesteros se fueron de vacaciones a Europa, y Roma fue su último destino, donde vivieron una experiencia emocionante cuando le gritaron al sumo Pontífice y este accedió amablemente a tomar un mate, indicandole al conductor del Papamóvil para que frene.

A continuación podés mirar el video: