El hallazgo ocurrió el domingo pasado, cuando un turista observó en la parte superior de la playa una serie de restos fósiles y alertó al cuerpo de guardavidas y luego a los guardaparques de la Reserva Provincial Pehuen Co-Monte Hermoso.

Se trata de restos de parte de un esqueleto de un mamífero fósil, y hasta el momento se identificaron un fémur, tibia, fíbula, varias vértebras, costillas y parte de una cintura escapular.

Los restos “fueron hallados en un sector muy alto de la costa porque a medida que erosiona el mar va descubriendo rocas nuevas que nunca habíamos visto“, explicó Teresa Manera, directora del museo Carlos Darwin.

Ahora se deberán limpiar los restos fósiles “y después comenzará la investigación para determinar qué tipo de animal es, pero lo seguro es que no es un megatorio, mastodonte, sino un animal mediano y mamífero que habrá que identificarlo“, dijo.

Como los restos se encontraban fuera de los límites de la reserva natural, los guardaparques avisaron a las autoridades del museo. Los fósiles se encontraban dentro del área de investigación de Manera, de acuerdo al permiso otorgado por la Dirección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico organismo encargado de la aplicación de la Ley Nacional 25.743 en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.