EL PRIMER ELEMENTO. Entre los puntos más relevantes de este encuentro, se destacó el III Simposio Internacional del Agua, en el que se debatieron alternativas de manejo del agua para hacer de ella un uso más eficiente, orientado al incremento de la producción. El eje estuvo centrado en el riego suplementario o total de los cultivos extensivos. El moderador del simposio fue Rafael Aliaga, socio fundador de Aapresid y productor agropecuario. Jorge Neme, coordinador de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y coordinador ejecutivo del Programa de Servicios Agropecuarios Provinciales del Ministerio de Agricultura (Prosap), abrió el juego: “Es imprescindible la coordinación de políticas públicas que disminuyan las enormes dificultades para transferir tecnología para los beneficios de la cadena agropecuaria”. Neme mostró mapas de riego en la Argentina y brindó datos referidos a las experiencias de riego con el río Paraná en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe y Buenos Aires. También mencionó las inversiones estatales relacionadas a proyectos de riego por 800 millones de dólares entre 2002-2009, y 400 millones que están siendo ejecutadas con prevalencia en la provincia de Mendoza, y que se extenderá en 17 provincias. Más tarde fue el turno de Martín Pasman, productor y asesor privado sobre proyectos y equipos de riego, que brindó datos sobre la experiencia del riego mecanizado y aseguró que los equipos de riego disminuyen los riesgos y mejora los rindes. “Si no tenemos agua no tendremos forma de producción”, advirtió Pasman. Empresas de otros rubros también se mostraron interesados y comentaron sus iniciativas en cuanto al uso y eficiencia de agua. Ernesto Brovelli, senior manager en Sustentabilidad de la Agricultura, Ambiente y Recursos Hídricos de Coca Cola para Estados Unidos resaltó la magnitud del agua para la empresa: “El agua es para nosotros el ingrediente número uno. Es uno de los factores críticos”.

TRIGO. En el primer panel del evento se abordó la complejidad que comporta la comercialización del grano de trigo en los mercados regulados, y también la manera de manejar las enfermedades para no disminuir el rendimiento. El panel estuvo integrado por Gustavo Indígoras, ex consejero agrícola de la Argentina en la Unión Europea, y actualmente consultor privado; Jorge González Montaner, coordinador de la Comisión de Agricultores de la zona Mar y Sierras de Aacrea; y Ricardo Moiras Barro, jefe del Sector de Agricultura de la Embajada de Brasil en Buenos Aires. Empezó Indígoras, con su exposición sobre “Políticas Trigueras en Países Competidores”, y llevó a cabo una interesante comparación acerca de dos ejes centrales: los subsidios y el proteccionismo. Moiras Barros detalló los vínculos que posee Argentina con Brasil, pero el punto máximo fue cuando señaló que el 90 por ciento de la producción brasileña se realiza por siembra directa. “Nuestro país cuenta con un promedio estable de producción e importación, y la principal procedencia de dichos productos es Argentina. Pero a su vez, dependiendo de la época del año, también somos exportadores y actualmente ocupamos el 9° lugar a nivel mundial”, comentó Moiras. Por último, González Montaner realizó un interesante desarrollo sobre la “Visión de la Producción de Trigo. Reflexión sobre el Manejo de Calidad y Enfermedades”. Destacó la posición que ocupa este grano en la agricultura nacional como así también el espacio que fue perdiendo.

MAIZ: El panel sobre maíz fue uno de los más concurridos. Fue coordinado por Daniel Canova, miembro de la comisión directiva de Aapresid, y se intercambiaron estudios y aportes sobre acciones y definiciones estratégicas para incrementar los rindes del cultivo. Fred Below, profesor de Fisiología de Cultivos de la Universidad de Illinois, brindó la visión norteamericana, considerando las Buenas Prácticas Agrícolas en su relación con los altos rindes. Below centró el foco en “la población del cultivo” tanto en cantidad como en ubicación en el campo, y resaltó que la mayoría de los productores no le presta atención a este factor y es por eso que no obtienen buenos rindes. Luego fue el turno de Gustavo Maddoni, profesor adjunto de la cátedra de Cerealicultura y coordinador adjunto del programa de Magister Scientiae en Producción Vegetal e investigador independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), quien habló sobre las limitaciones climáticas para la producción de maíz en el país. El panel del maíz lo cerró Manuel Ferrari, especialista en fertilidad y manejo de suelos del INTA Pergamino, que subrayó la importancia de los nutrientes, especialmente el nitrógeno. Por último, remarcó la utilización de los análisis de suelos para conocer a la perfección los nutrientes a incorporar.

SOJA: El panel sobre la oleaginosa abrió con un emotivo homenaje al recientemente fallecido Héctor Baigorrí, uno de los investigadores más importantes en el desarrollo sojero del país. El panel estuvo coordinado por Germán Fogante, miembro de la Comisión Directiva de Aapresid. Las charlas versaron sobre las posibilidades de incluir cultivos de cobertura, lograr un mejoramiento genético de la legumbre y establecer pautas que se deben estudiar para lograr una mejor nutrición de la planta. El primer disertante fue el presidente de Acsoja, Rodolfo Rossi, quien se refirió al mejoramiento genético y a la biotecnología aplicada a la soja. Rossi aseguró que el incremento de la soja se logró a través de la ganancia genética y el mejoramiento moderno basado en el fenotipo que trajo como consecuencia una mayor diversidad y la posibilidad de producir plantas nuevas. En cuanto a la diversidad genética, el especialista subrayó que el nuevo desafío está dado en dicha diversidad, ya que el nuevo escenario demandará mayores rendimientos en modernos campos de investigación. Luego fue el turno de Alberto Quiroga, técnico del INTA Anguil, que habló sobre la necesidad de crear una cultura para aplicar cultivos de cobertura y de esta manera contrarrestar la idea del monocultivo de soja. El técnico del INTA puso el foco en la macroporosidad de los suelos que tuvieron una actividad sojera sostenida en el tiempo, y especificó que cuando el suelo se debilita el problema se nota a los 8 o 12 cm de profundidad y no todos se dan cuenta de este central detalle. El último disertante del panel fue Hugo Fontanetto, responsable del área de Producción Agrícola, INTA Rafaela, que se refirió a la nutrición en soja y en la rotación del cultivo. “El principal capital que tenemos los productores es el suelo y paradójicamente es a lo que menos bolilla le damos. Estamos más preocupados en tener la última maquinaria pero a veces nos olvidamos de lo más importante”, destacó Fontanetto.

GANADERIA BOVINA: El panel estuvo compuesto por el técnico de INTA Bordenave, Aníbal Fernández Mayer, el responsable de Ganadería de Ser Beef SA, Alejandro Sánchez, y Alejandro 0casaretto, gerente de Cresud SA y de Real Estate Agropecuaria. Los especialistas abordaron cómo hacer recría y engorde con sorgo de alto tanino. En cuanto al engorde, Fernández Mayer destacó: “El sorgo con alto tanino permite lograr una dieta balanceada. Durante los ensayos en el sudoeste de Buenos Aires y La Pampa pudieron comprobar que en el análisis químico del silaje de sorgo granífero los niveles de digestibilidad pueden ser mayor al 70 por ciento. El sorgo con altos taninos mejora la productividad y los resultados económicos”. Con respecto a los taninos, el técnico del INTA enfatizó en que se debe desmitificar su uso, y que los resultados reflejan que “para los forrajes en la nutrición a corral tanto maíz, sorgo, cebada, avena y trigo puede haber ganancias de 1,3 kilogramos por día. Las dietas de 4 o 5 por ciento en taninos de quebracho colorado se ha demostrado en la reducción de carne y leche”. Alejandro Sánchez habló sobre el manejo de parcelas y los componentes de las dietas de los terneros. “Para poder cumplir con los lotes para la recría se hace unos corrales, se usa pastoreo de avena de cuatro o cinco horas y se cierre a corral con silo”, comentó Sánchez.