Durante tres días, la ciudad de Rosario fue el epicentro del agro argentino. Es que en el XIX Congreso de Aapresid, que se realizó en el Centro de Convenciones Metropolitano local, se reunieron alrededor de tres mil productores bajo la consigna “CQ Inteligencia Colaborativa”, y asistieron a las jornadas técnicas que versaron sobre las tendencias de cultivos para optimizar la producción agrícola. Esta nueva edición presentó una plataforma interactiva, participativa y colaborativa. Todas las conferencias contaron con un espacio de interacción entre los asistentes y los disertantes. Durante los días que duró el evento, los productores tuvieron su participación durante la jornada, y presentaron experiencias de trabajo de zonas como San Luis, Río Negro, y el sudoeste bonaerense.
Este año, se amplió el espacio destinado a los talleres, de dos a seis salas. Todos los seminarios fueron grabados en video y publicados en forma exclusiva para los asistentes. Por otro lado, las empresas adoptaron sus charlas al formato de taller, para sumar una mayor participación del público y así poder concretar negocios en forma directa.
Entre los puntos más importantes de este encuentro, se destacó el III Simposio Internacional del Agua, en el que se debatieron alternativas de manejo del agua para eficientizar su uso, orientado al incremento de la producción. También se abordaron aspectos vinculados a las reglamentaciones nacionales en esta materia que hacen las empresas del agro y de otros rubros, con el objetivo de disminuir la huella hídrica. El moderador de todo el simposio fue Rafael Aliaga, socio fundador de Aapresid y productor agropecuario con experiencia tanto en riego como en secano. Ernesto Brovelli, senior manager de The Coca-Cola Company, dio su visión de la industria en el panel que trató la “Sustentabilidad de la agricultura, ambiente y recursos hídricos”. A sala llena, el ingeniero Jorge Neme, coordinador de la Unidad para el cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y coordinador ejecutivo del Programa de Servicios Agropecuarios Provinciales del Ministerio de Agricultura (Prosap), abrió el juego: “Será imprescindible la coordinación de políticas públicas (provincias y municipios) que disminuyan las enormes dificultades para transferir tecnología para los beneficios de la cadena agropecuaria”. Los disertantes destacaron que uno de los objetivos prioritarios en los próximos años será producir cada vez más granos por milímetro de agua. 
Además, en el marco del Congreso, se realizó el tradicional espacio Quo Vadis Argentina (QVA), y uno de los objetivos centrales, fue abordar la necesidad de acordar una Agenda Federal para el corto, mediano y largo plazos. Una agenda que genere las reformas necesarias para lograr un país federal, favorecedor del desarrollo sustentable y la inclusión social, que reúna a todos los actores de la sociedad, instituciones, organizaciones y empresas, para propiciar un federalismo tanto en lo político como en lo económico, para ordenar la recaudación y distribución de los ingresos públicos a nivel municipal, provincial y nacional. Entre los panelistas se destacaron el economista y sociólogo Juan Llach; el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y el candidato a presidente por Udeso, Ricardo Alfonsín.