El cardamomo es una especie perenne perteneciente a la familia botánica de las Zingiberáceas como la cúrcuma y el jengibre, originaria de las regiones templadas de la India y Sri Lanka. Se lo utiliza en las artes culinarias como aromática, mezclado con el café y para aromatizar licores, en la industria cosmética y en medicina vernácula como activadora de las funciones digestivas, para el tratamiento de la obesidad y como afrodisíaco. Es la especia de mayor valor comercial luego del azafrán y la vainilla.
En las poblaciones originarias del lugar se lo utilizaba desde mucho antes de la era cristiana para aromatizar las comidas. Su particular aroma y sabor se resume en los aceites esenciales como el a-terpinol, mirceno, limoneno, menthone, sabineno, entre otros, cuyo contenido en la planta le confieren, también, sus propiedades terapéuticas. En la cocina de la India se preparan dulces y deliciosos platos de arroz con carne y pollo y añadido a la canela se obtienen los curries picantes de carne o pollo.
Como las semillas pierden rápidamente por volatilización parte de sus aceites esenciales, más del 40% por año, se las muele o aplasta sólo antes de ser utilizadas. Para conservarlas se las adquiere en el mercado encapsuladas en sus vainas enteras y se las separa en el momento de consumirse. Las vainas más aromáticas son las de color verde, muy superiores a las amarillentas o blanquecinas. Se propaga por semilla, rizomas o división de matas.
Características. Planta herbácea y rizomatosa, de tallos erectos de hasta 3 m de altura, de estos tallos unos son floríferos y otros no. Hojas simples, lanceoladas de hasta 70 cm de largo, con el borde entero y envés tapizado por un indumento piloso. Las flores de color blanco con el labelo amarillo y azul se encuentran dispuestas en espigas laxas. El fruto es una cápsula trilobulada, de cubierta lisa, las semillas son onduladas, pequeñas de 3 a 4 mm de largo por 2 a 3 mm de diámetro y de color castaño.
Necesita para crecer y florecer altas temperaturas, alta humedad y exposición sombreada. Las temperaturas óptimas de cultivo se encuentran entre los 18 y 22 ºC. Es exigente en suelos orgánicos, bien drenados, húmedos y fértiles. No soporta suelos arcillosos ni secos.
Cultivo. Se prepara el suelo realizando una labor profunda y desmalezado, se agrega estiércol de caballo y de gallina en partes iguales y se mezclan muy bien de modo que quede perfectamente homogeneizado. Se siembran en almácigos para luego trasplantar cuando las plantitas hayan alcanzado las 4 a 6 hojas verdaderas o cuando hayan alcanzado 10 cm de altura. Es una especie que responde muy bien al trasplante aun cuando adultas.
Si las plantas se encuentran muy apretadas se hace un raleo dejándolas distanciadas a 40 cm. Como es una especie exigente en humedad es necesario regar frecuentemente para que el suelo se encuentre siempre húmedo pero no encharcado. Se controlan malezas mediante carpidas frecuentes para que no compitan con el cultivo desde su inicio hasta que las plantas sean adultas. Como es una planta que crece a la sombra suele desvestirse desde la base y forma un mulch de hojarasca que debe retirarse para evitar enfermedades. Los tallos que se quiebran en las tareas de escarda u otras se los poda bajos para evitar su putrefacción y favorecer la formación de nuevos vástagos floríferos. Las plantas comienzan a producir al segundo o tercer año de implantadas. Se comienza a cosechar cuando los frutos comienzan a cambiar del color verde al amarillento. Apenas se cosechan los frutos deben secarse para evitar la pérdida de calidad organoléptica y se almacenan en envases herméticos.

Enfermedades y plagas. Es una especie bastante susceptible a las enfermedades que causan podredumbres. En almácigos puede atacar el Dumping off  o enfermedad de los almácigos que se controla esterilizando el sustrato o regando previo a la siembre con un fungicida para este propósito. Las más dañinas son las causadas por virus. Las plagas más comunes son las coleópteros, trips, arañuelas y hormigas.