“La cargamos en la camioneta y la mostramos por el pueblo”, dijo Angel Pezuk, el hombre del que hace dos días se habla en Apóstoles, la localidad misionera en la que encontró una mandioca de 72 kilos en el jardín de su casa. La desenterró, la cargó en la camioneta y la paseó por toda la ciudad.

Contó que se sorprendido cuando logró desenterrar la raíz. Relató que la planta tiene dos años y medio, cuando la plantó su esposa en el jardín de la casa. “Empezó a crecer tanto que decidimos sacarla. Comenzamos a excavar con una azada y nos encontramos con una mandioca gigante. Tardamos dos horas y medias en desenterrarla”, contó el productor al portal Noticias de la Región.

Al pesarla, las dos cepas pesaron 51 kilogramos, más otras dos partes, sumaron 72 kilogramos. El productor comentó que para él, “es algo insólito, ni siquiera era buena la tierra, no estaba abonada y creció así”.