Fotos Télam
 
Como ocurre cada vez que se acerca el 8 de enero, las rutas que rodean al santuario del Gauchito Gil, en la correntina ciudad de Mercedes, empiezan a llenarse de devotos que acuden para cada año para pedir, para agradecer y también para prometer. Y como cada año también, llueve sobre los fieles del gaucho herorico, que se guarecen como pueden para sopotar el agua que cae sin piedad desde hace días en el lugar que por estas horas es el epicentro de la fe popular del país.
 
Miles de personas devotas del Gauchito Gil comenzaron a concentrarse desde hace varios días en las cercanías de la ciudad correntina de Mercedes, desde donde partió esta mañana la tradicional peregrinación hacia el santuario ubicado sobre la ruta nacional 123, a unos 8 kilómetros del centro de la ciudad, que durante dos días desborda un lugar de 40 mil habitantes quintuplicando el número de personas y dejando una desorganización que nadie puede encausar.
Si bien la celebración comienza el 8 de enero, día en el que se recuerda al Gauchito Gil, las autoridades viales advirtieron que desde hoy y hasta el viernes los conductores que circulen por la zona deberán “transitar con precaución por la ruta nacional 123”, debido a la importante presencia de peregrinos que marchan hacia el santuario ubicado a la altura del kilómetro 102 de esa ruta. Allí, acampan con lo que tienen: lonas, carpas o sin nada, a la espera del ingreso al santuario. 
 
Durante los días previos a la celebración, en los alrededores del santuario comienzan a instalarse negocios, espacios de baile, kioscos, y campings improvisados -y bastante caóticos- para que los visitantes, que llegan con sus banderas rojas con la imagen del Gauchito, puedan esperar el día tan anhelado.
 
Como en cada manifestación de fe a Mercedes, la tragedia también visitó el santuario que otrora era conocido como “Curuzú Gil”: una persona de 70 años murió esta mañana a causa de una crisis cardíaca. Se trata de una mujer que había llegado a Mercedes desde Buenos Aires. La ambulancia acudió al predio en donde estaba la mujer y la condujo al hospital. Aunque los médicos intentaron las acciones para sacarla de la crisis, la mujer falleció esta madrugada del 8 de enero de 2015. 
 
Esta celebración concentra devotos de todo el país que se unen a la peregrinación o se concentran en el santuario donde los participantes bailan, comen y renuevan o agradecen los pedidos cumplidos por Antonio Mamerto Gil Núñez.
 

Si bien no se conoce el año preciso de la muerte del Gauchito, que algunos fechan entre 1840 y 1848 y otros en 1878, hay general coincidencia en que tuvo lugar un 8 de enero, cuando, acusado de desertor, fue degollado por orden de un coronel de apellido Zalazar, que fue quien recibió el primer favor de este gaucho milagroso que hoy es el santo más popular de la Argentina.