Fuente: Télam
 
La cabalgata a la Virgen del Valle, patrona de la provincia de Catamarca, comenzó a las 7 de la mañana del domingo 12 de abril con un desfile de agrupaciones gauchas de 16 departamentos de la provincia y de delegaciones de La Rioja, Tucumán, Santiago del Estero y Córdoba, pasó por la catedral Basílica y Nuestra Señora del Valle, en pleno centro de la capital, para concentrar finalmente en el parque Adán Quiroga.
“Los fieles llegan con su fe a adorar a la Madre del Valle, transformando esta cabalgata en toda una experiencia cultural, que habla de un pueblo de profunda religiosidad”, dijo el obispo de Catamarca, Luis Urbanc al presidir la Misa Gaucha.
 
“La renovación de la fe por María en todos ustedes depende de los cambios que soñamos en los hogares, los matrimonios, la familia, el aprecio y defensa de la vida, la sociedad, la política, la economía, el trabajo, la salud, la educación, la justicia, los gobiernos, las leyes”, señaló.
 
Esos cambios soñados, prosiguió el obispo, abarcan asimismo “la Iglesia, las vocaciones, las relaciones entre las naciones, las empresas, los sindicatos, la convivencia humana, la investigación, la ciencia, la técnica, la cultura, la ecología y la paz en el mundo”. Urbanc invitó a a rezar y ahondar “la misión que tienen como fieles laicos o consagrados”.
 
“No es hora de estériles y evasivos lamentos, sino de mirar con renovada confianza a Cristo, aprender de la Virgen María y lanzarnos a la apasionante tarea de ser santos, para la que fuimos convocados desde el bautismo, porque sólo así veremos cielos y tierra nueva donde Dios será Padre y los hombres hermanos”, sostuvo el obispo de Catamarca.