Los diseñadores japoneses Seunggi Baek e Hyerim Kim crearon el concepto de ‘Plantbook’, una computadora portátil que funcionaría a partir de agua y energía solar. Además de utilizar fuentes renovables, contamina menos el ambiente, ya que libera oxígeno en lugar de gases tóxicos.

Para crear el sistema que da energía a la computadora, los diseñadores se inspiraron en el bambú y en la forma en cómo esta planta bebe el agua que necesita. Idealmente la computadora absorbería el agua que luego sería usada en un proceso de electrólisis, mediante el cual se liberan moléculas de hidrógeno usadas en la producción de electricidad alamacenada por la batería. El oxígeno generado es liberado a la atmósfera.

Para iniciar el proceso de electrólisis, la laptop usa una placa termo-solar instalada dentro del equipo. Inmerso en el agua el aparato carga la batería e indica que ya esta cargada cuando una pequeña hoja de silicona y LED´s se ilumina por completo con una luz verde. Gracias a su cuerpo enrollable, es muy fácil de enrollar.

Con una fuente de alimentación ecológica, ahorra energía y ayuda con el medio ambiente porque elimina oxígeno a la atmósfera.