Una pareja de Sierra de Los Padres, provincia de Buenos Aires, integrada por Romina Petrigh y José Marchisio, realizaban la excavación de un pozo de 3 metros de profundidad en su propiedad y se toparon con los restos fósiles de un gliptodonte.

La pareja se comunicó con el Museo de Ciencias Naturales de la municipalidad de General Pueyrredón, quienes se hicieron presentes en el lugar y confirmaron que se trataba de un Panochthus, un gliptodonte, un animal que vivió en el Pleistoceno de América del Sur con 4 metros de largo y un peso de 2.500 kilogramos.

El paleontólogo Matías Taglioretti, quien se encargó del hallazgo junto al técnico Fernando Scaglia, explicó que “los gliptodontes se encuentran entre los mamíferos típicos de Sudamérica. Las especies de gliptodontes pueden ser rápidamente reconocidas a partir de la ornamentación externa de las placas óseas que conforman el caparazón y sus tubos caudales“.

Taglioretti indicó que “una vez en el lugar bajamos al pozo, y solamente pudimos observar lo que era la cadera. Los Panochthus son armadillos terrestres gigantes. Como mulitas pero del tamaño de un auto pequeño. Primero encontramos esa parte y sabíamos que cerca estaría el caparazón. En animales adultos ambas cosas están fusionadas. Al empezar a limpiar el caparazón estaba dado vuelta. Vaciamos de sedimento, extrajimos la cadera. Luego empezamos a desvincular el caparazón del sedimento que lo rodea. Y en la región posterior encontramos los anillos caudales”.