Vecinos y familiares de Claudia Cabral, en el pueblo Santa Isabel, despidieron sus restos con mucha emoción. Claudia no era una vecina más, según su arrugada libreta de identificación acusaba 93 años, pero sus familiares reconocieron que tendría entre 106 y 108 años. Se trató de la hablante de lengua ranquel más longeva de la provincia y del país.

La edad de Claudia está discusión porque como solía pasar con los nacimientos en el entorno rural, no eran asentados en el mismo momento en el que se producían, sino que se hacían en algunos casos varios años después cuando las familias iban a los pueblos para hacer el trámite en las oficinas públicas. Claudio Bonificio Cabral, uno de los hijos de doña Claudia declaró en el medio local InfoHuella: “No sabemos exactamente. Calculamos que este 18 de junio mi mamá cumpliría 108 años. Cuando se hizo la libreta, ya era una niña. Claudia heredó de la tierra ranquel el arte de hilar y de llevar encendida su lengua materna ranquel, como estandarte de resistencia. Siempre hablaba en su lengua ranquel. Hablaba e hilaba. Sabía ir a las escuelas y les hablaba a los chicos en ranquel”, afirmó su hijo.

Los ranqueles son un pueblo originario de nuestro país, se los conoció también como pampas y formaron parte de los tehuelches. Sufrieron el proceso conquistador de los araucanos, quienes los sometieron y sojuzgaron. La denominación ranquel significa gente que vive en los cañaverales. Eran un pueblo cazador y nómade. Durante el siglo XIX tuvieron grandes confrontaciones con el ejército nacional ya que defendieron sus territorios con rudeza. Tuvieron sus tolderías en el oeste de la provincia de Buenos Aires, La Pampa, sur de Córdoba, Mendoza, San Luis y Santa Fe.

Como suele suceder con los temas referentes a los pueblos originarios, la muerte de Claudia no tuvo ningún eco en el Estado “acá vinieron y con lo que mamá hablaba de su lengua se hicieron libros, pero nunca le llegó ningún reconocimiento. También la llevaban a las escuelas y era muy poco lo que le daban. Se escribió un libro con lo que ella enseñaba que llegó a las universidades de Estados Unidos”, sostuvo su hijo.

La lengua ranquel es un dialecto que se deriva del mapudungun, el idioma hablado por los mapuches. Según estadísticas oficiales, alrededor de 400.000 hablan el mapudungun en Chile y 40.000 en Argentina. Actualmente existen 19 comunidades ranqueles en la provincia de La Pampa, resultando de esto una población de 4.573 descendientes de ranqueles los que habitan esta provincia. Doña Claudia era la más anciana, hoy este pueblo pierde una voz muy importante.