El gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, tuvo varios motivos para festejar su arrollador triunfo en las elecciones del pasado domingo. El mandatario kirchnerista recibió con entusiasmo las cifras oficiales de exportaciones provinciales que marcan un crecimiento de un 41 por ciento interanual en el primer semestre de este año. Las ventas superaron los 1.100 millones de dólares, estimándose que el total de 2011 rondará los 2.000 millones de la misma moneda. Uribarri expresó que “cuando hablábamos hace cuatro años de que Entre Ríos debía enfocarse como un gran complejo productor de alimentos, nos referíamos a esto; a las exportaciones, a una provincia abierta al mundo, competitiva y con un trabajo conjunto entre los productores, empresarios y emprendedores y el gobierno. Es una enorme satisfacción leer estas cifras que muestran el camino de las relaciones entre los empresarios y el gobierno y la política”. Es probable que este crecimiento exportador refleje, en gran parte, el masivo voto rural que acompañó a los candidatos del kirchnerismo en las elecciones primarias.