Investigadores del Centro de Estudio de Compuestos Orgánicos (Cedecor) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) utilizarán el residuo de la caña de azúcar para eliminar pesticidas y fármacos que contaminan el arroyo Del Gato, ubicado en la capital bonaerense, que integra la cuenca del río Santiago y es tributario del Río de La Plata.

El proyecto consiste en la absorción sobre bagazo de la caña de azúcar y bagazo modificado químicamente, de distintos contaminantes presentes en ese curso de agua de la periferia platense.

Se trata de un procedimiento que aplica el principio de absorción, un proceso por el que un cuerpo atrae hacia su superficie iones, átomos o moléculas que pertenecen a otro.

El informe detalla que los cultivos intensivos de verduras y flores son factores contaminantes de las aguas subterráneas por el uso de fertilizantes y plaguicidas: en esos ámbitos identificaron carbendazim, clorpirifós, imidacloprid, prometrina, atrazina, cimazina, cianazina, 2,4D, quinclorac, MCPA y glifosato, venenos sumamente peligrosos, incluso en concentraciones bajas.

Otro estudio reveló la presencia de fármacos en descargas de efluentes cloacales (crudos o con tratamiento primario) de zonas urbanas ubicadas sobre el margen sur del estuario del Río de la Plata.

La directora del proyecto, Patricia Allegretti, explicó “se trata de un proceso poco oneroso, ya que utiliza como insumo principal los residuos de caña que se producen en el proceso de fabricación del azúcar -los que incluso son un problema en Tucumán-, y que podrían resultar muy efectivos como agentes descontaminantes”.

En Tucumán se producen aproximadamente 1.400.000 toneladas de caña de azúcar por zafra, lo que equivale a unas 369.600 toneladas de bagazo, un subproducto que presenta un problema de difícil solución en cuanto a la eliminación de residuos, que tiene hasta ahora muy pocos usos comerciales y puede ser bien utilizado en este proyecto ambiental.

Si bien el proyecto está dirigido a la zona del Gran La Plata también podrá aplicarse a otras zonas de cultivo intensivo, utilizando el absorbente de acuerdo a los contaminantes de cada región.