Valijas que no se pierdan y que hagan check-in solas, que avisen en qué cinta transportadora están y cuándo van a salir al encuentro de su dueño, o si alguien las ha abierto sin su consentimiento, serán algunas de las posibilidades que ofrecerán “las maletas conectadas” del futuro. Estas maletas podrán avisar en qué cinta transportadora están y cuándo van a salir, incluso podrán hacer el check in solas. 

El GPS y las maletas conectadas al ‘smartphone’ llegarán muy pronto. Las maletas estarán conectadas al teléfono. El CEO de Samsonite, Ramesh Tainwala, asegura que la tecnología integrada en las maletas supondrá un gran cambio. “El equipaje inteligente se comunicará por un lado con el propietario y por otro con los encargados de manipular el equipaje. Todo estará conectado”

Samsonite se asoció con Samsung en mayo para hacer real este equipaje conectado de aquí a final de año. No todo está claro en el futuro de estas nuevas maletas. Asegura Tainwala que existen problemas pero que podrán solucionarlos en los próximos años.

La marca Samsonite no es la única que quiere apostar por esta tecnología. Space Case 1 es un proyecto lanzado en Kickstarter por la compañía Planet Traveler durante el pasado mes de septiembre.

Durante su aventura en la plataforma de crowdfunding, este sistema de maletas inteligentes logró recaudar más de 900.000 dólares de una meta de 50.000. El equipaje propuesto por Planet Traveler cuenta con un cierre a través de huella digital, información sobre la ubicación o una balanza que permite conocer el peso de la maleta y no preocuparse de las tarifas del sobrepeso.

Además, las maletas Space Case 1 cuentan un altavoz bluetooth para amenizar el viaje y con una batería de más de 12.000 mAh con dos puertos de carga que permiten que el teléfono no se apague en pleno viaje, entre otras prestaciones que facilitarán y mejorarán la forma de viajar. Maletas que son una realidad y que ya están en pre pedido en la página web oficial de la marca.

En el mercado también existe la empresa Bluesnart, “una empresa tecnológica que desarrolla productos de viajes conectados a internet”, se definen ellos. Una maleta inteligente compatible con iOS y Android que permitirá que mantengas localizado tu equpaje en todo momento, monitorizando los kilómetros recorridos o los países visitados. Bluesmart cuenta también con un cierre a través del teléfono móvil y puede autopesarse, al igual que los modelos propuestos por Planet Traveler. Esta maleta, que se ha hecho posible también gracias a una campaña en Indiegogo, puede ya reservarse en su página por 399 euros.

Las maletas inteligentes triunfan en crowdfunding pero también los accesorios para las convencionales. Con el fin de mejorar la seguridad en las maletas, Air Bolt acaba de aterrizar en Kickstarter. Se trata de un candado inteligente conectado al ‘smartphone’ a través de Bluetooth que permite el desbloqueo a través de una aplicación móvil con códigos propios de desbloqueo. Airbolt aún tiene 24 días de campaña por delante pero ya ha alcanzado 1.010 patrocinadores y ha superado su meta de 50.000 dólares de financiación alcanzando, por el momento, más de 120.000 dólares.

No todos corrieron la misma suerte. Rodrigo García, un estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid, diseñó en 2012 ‘Hop: la maleta que te sigue‘. Se trataba de un proyecto que funcionaba gracias a un micro-procesador que permitía captar las señales del ‘smartphone’ del dueño y seguirle. Un invento que podría poner fin al problema de transportar equipaje pesado y que incluso planteaba la posibilidad de que varias maletas ‘Hop’ se conectasen y siguiesen al usuario, todas en fila. Pero parece que la maleta que te sigue sólo fue un proyecto y en la red no hay rastro de ella, salvo las noticias en los medios que auguraban su éxito.

La tecnología cambiará los viajes. La manera de transportarnos pero también con qué nos transportamos. Según Richard Cope, analista de tendencias en el grupo de investigación Mintel, el futuro en la tecnología para viajes va mucho más allá. No tanto como maletas inteligentes que nos permitan conocer dónde están sino llegar a nuestro destino sin necesidad de maletas.  “La ropa y las cosas que necesitamos para nuestro viaje ya estarán allí esperándonos, ahí es donde nos dirigimos