Bruno Zoratti tiene 85 años y desde los 12 se dedica a sembrar y cultivar frutas y verduras en el jardín de su casa, en Carhué, provincia de Buenos Aires. La noticia es que cosechó peras que pesan alrededor de 700 gramos que y alcanzan el tamaño de un sifón de soda.

Como bien explicó a medios locales, “no se trata de una casualidad, sino de la consecuencia de una hibridación” que él mismo realizó entre su peral, una planta de manzanas y una de membrillo.

“Desde los 12 años me dediqué a hacer quinta y aunque tuve otras actividades, nunca dejé de cultivar frutas y verduras. Al pasar los años compré distintos tipos de plantas frutales, cerca de 250, y no me convencían, por lo que me inicié -como autodidacta- a hacerlas, es decir a hibridarlas con otras, consultando un libro de fruticultura”, señaló. “Hice muchas pruebas e injertos, y justamente este peral está injertado con un pie de manzanas primero y luego, con membrillo”.