Vecinos de la localidad cordobesa de Villa Carlos Paz realizaron el fin de semana una marcha para reclamar por una solución “urgente” a la situación del lago San Roque y el río San Antonio, que en las última semanas se vieron contaminados por la proliferación de algas.

Se trata de los vecinos del barrio Los Manantiales y otras zonas de la villa serrana, distante unos 36 kilómetros al oeste de la capital cordobesa, quienes marcharon desde el puente Zilli para pedir una “solución urgente” a la situación de la proliferación de algas.

Aseguran que es imposible respirar y que la única manera es vivir con las puertas y las ventanas cerradas. Ya hay casos de vómitos y náuseas.

Con barbijos y máscaras de gas, los vecinos protestaron con carteles y cánticos pidiéndole una solución al intendente Esteban Avilés y al gobernador Juan Schiaretti.

Juan Carlos Sola, gerente de la Cooperativa Integral (Coopi) brinda los servicios de agua potables en esta ciudad, es especialista en saneamiento y explicó días atrás que las algas azuladas en realidad son producto de la muerte y putrefacción de las verdes. Esa variante es la que genera, además, el mal olor en sectores costeros.

La semana pasada, desde la Municipalidad de Villa Carlos Paz se comunicó esta situación a la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia para que analice la situación del embalse.