Desde febrero de 2015 La asociación Amigos Protectores de la Isla del Medio (APIM) tomó la iniciativa de ocuparse de la recuperación de este pequeño islote ubicado sobre el río Paraná frente a Posadas, en la cota 83 de la represa hidroeléctrica Yaciretá.

Esta isla es la única que sobrevivió después de que la represa hidroeléctrica Yacyretá aumentó la cota a 83 metros sobre el nivel del mar. Allí habitaron 27 familias paraguayas, hasta que en 1989 Paraguay cedió a Argentina la soberanía.

Ahora, con sus 200 socios iniciaron un proyecto ecológico destinado a la protección de sus costa, recolección de contaminantes y refulado de arena, para recuperar el paisaje perdido y participar en la ecología del pequeño paraíso para aprovechar como lugar de recreación y esparcimiento.

Ya llevaron 19 barcos de arena para recuperar la playa que muchas veces se ve afectada por las tormentas. Cada barco que lleva la arena cuesta aproximadamente 25 mil pesos y todo se autofinancia con el aporte de los 200 socios que lo hacen en forma extraordinaria de la cuota mensual que pagan, de 100 pesos.

Pese a que la isla se redujo, el islote en fines de semana de mayor demanda llegó a albergar unas 200 personas, posadeños socios que con sus familias se llegan hasta allí en sus lanchas particulares, único modo de transporte hasta ahora.

La APIM es una organización sin fines de lucro que tiene el objetivo de salvaguardar la isla argentina que quedó reducida en su tamaño y extensión.