La especulación inmobiliaria y los amigos del poder son uno de los principales enemigos de la naturaleza. El gobierno de la provincia de Neuquén autorizó la venta de 140 hectáreas de bosque nativo en el cerro Chapelco a la empresa “Nieves del Chapelco” para la realización de un emprendimiento inmobiliario. A pesar de que fue presentado un recurso de amparo para frenar la venta, la Justicia lo rechazó. Las tierras se venden a 80 centavos el metro cuadrado.

El proyecto inmobiliario es rechazado por fuerzas políticas de la oposición, asociaciones ambientalistas y comunidades mapuches. El cerro chapelco es una de las atracciones turísticas más importantes de Neuquén, su ecosistema está regulado por arroyos y bosques nativos que son los vectores de equilibrio natural, estos últimos permiten que las aguas en temporada de deshielo sean absorbidas y retenidas y que bajen al pie del cerro en forma gradual. El proyecto inmobiliario pretende talar estos árboles.

Hay una ley en Neuquén, la 2780, que protege estos bosques, prohibiendo la tala y la modificación del medio ambiente. Pero los amigos del poder pasan por encima de estas normas. El emprendimiento inmobiliario no es nuevo en la zona, ya desde el año 2010 el poder ejecutivo decreta una extensión hasta el 2025 de la concesión de la empresa Nieves del Chapelco sobre los terrenos en donde la empresa tiene pensado construir hoteles cinco estrellas.El gobierno le cede las 140 hectáreas a un precio ridículo: 80 centavos el metro cuadrado.

Lo que indigna más a los vecinos es que las tierras que se le entregan a la empresa son territorio mapuche de las comunidades Vera y Curruhuinca, a quines jamás le consultaron nada. Nunca los vieron. La venta de estas tierras genera en Neuquén un conflicto político que se agravó en las últimas horas. La Asamblea Socio Ambiental de San Martín de los Andes difundió un video contando el negociado y lo diputados del Movimiento Popular Neuquino afirman que las tierras del son del Estado por lo tanto la postestad sonbre ellas las tiene él, y en un comunicado que difundieron expresan palabras de elogio a la empresa por animarse a invertir en le provincia. La propia empresa felicita a estos diputados desde su página web.

La Asamblea Ambiental exige que el destino de estas tierras tiene que ser el resultado de un debate en una audiencia pública, cuestiona de que estas tierras se venden sin ser licitadas, y que fundamentalmente el emprendimiento hará algo que está prohibido por Ley, como es el desmonte de bosque nativo. Raúl Godoy, referente social, cuestiona el accionar del Estado: “mientras reprimen a las familias que pidieron un terreno en el barrio parque industrial, ante la necesidad de 70.000 viviendas en la provincia, la cesión de tierras a Nieves del Chapelco es una vergüenza, un tratamiento absolutamente clasista, a 0.80 centavos el metro cuadrado. A ese precio los lotes (de 300 m2) para las familias trabajadoras deberían ser de 245 pesos. Para los empresarios, todo, para las familias que luchan por un pedazo de tierra para vivir, la represión”.