Una pareja de diseñadores chilenos decidieron hacer realidad un sueño y también demostrar que existe una forma de viajar sin usar combustibles fósiles, ayudando a cuidar el medio ambiente. De esta menera emprendieron la aventura que dieron en llamar “Upa Chalupa”, recorrer el mundo usando aceite vegetal quemado como combustible.

Carolina y Vic dicidieron comenzar su viaje recorriendo América de punta a punta, desde Alaska hasta el sur de Chile. El aceite que necesitaron para el viaje lo obtuvieron de restaurants y hoteles de todas las ciudades y pueblos en donde han estado

“Upa Chalupa” es una expresión chilena que se utiliza cuando una persona propone algo, y el otro acepta la invitación sin dudar. Esta pareja dijo “Upa Chalupa” y, sin pensarlo, se lanzaron a cumplir su sueño.

En junio de 2012 viajaron de Chile a Canadá, donde trabajaron durante un año, ahorrando para el viaje, y finalmente en 2013 iniciaron su recorrido, planeado en un año de duración. Pero como los viajes se hacen viajando y toman vida propia a medida que uno se adentro en el camino decidieron tomar un ritmo más lento para disfrutar al máximo cada lugar, y trabajar desde la ruta para financiarse. Actualmente ya llevan viajando dos años y 7 meses, y ya están en Chile, por lo que les falta solo un último tramo de su recorrido

Upa Chalupa es una aventura inspiradora y un ejemplo de cómo es posible viajar usando recursos que de otra manera se tirarían, contaminando el medio ambiente. Hasta el momento llevan usados 6.967 litros de aceite, para recorrer 34.834 kilómetros, y no han pagado nada por él, y trabajan desde el camino.

Ambos son diseñadores, y se contactan con sus clientes mediante correo electrónico y Skype para desarrollar sus proyectos, que, aunque parezca complicado, llevan a cabo más rápido que muchas agencias, ya que trabajan con un solo cliente por vez. Otra forma de vida, es posible. Sólo hay que animarse.