Desde hace cinco meses, tres jóvenes neuquinos recorren Latinoamerica con el objetivo de recopilar relatos y wwwimonios de pobladores de las ciudades que visitan para luego escribir un libro que se pondrá a la venta y lo recaudado sea destinado a la Biblioteca Argentina para Ciegos.

Martín Díaz Colodrero, de 30 años, su hermano Ezequiel (28) y Bruno Calmels (28), emprendieron este viaje a bordo de una camioneta Mitsubishi L200 modelo 1997. Ya recorrieron parte de Argentina, Chile, Bolivia y Perú, y ahora se encuentran en Colombia. En diálogo con el diario LM Neuquén, los viajeros manifestaro que “la gente nos alienta a continuar, nos manifiesta el orgullo de que estemos emprendiendo esta aventura cultural y solidaria”, que decidieron llamar “El escribimiento de América”.

“Este viaje no sólo nos permite conocer a nuestros hermanos que nos abren las puertas en todos lados y nos hacen sentir como en casa”, sino que también los enfrenta en los países ya recorridos a los mismos problemas “gente pobre, políticos ricos; además de gente que está orgullosa de sus países y quiere que nos enamoremos nosotros también”.

Contaron que ya juntaron numerosos textos, canciones, poesías y cuentos, e incluso de autores reconocidos que les “donan” partes de sus libros. “Hay talento y mucha sensibilidad que nos hace pensar que tenemos un continente genial, con gente buenísima y talentosa, con muchas formas de hablar pero una misma raíz”, destacó Martín.

Por estos días, comentan que saldrán a “buscar escribidores” por las calles de Bogotá y ya cuentan con el auspicio del Rotary Club que los declaró Embajadores de la Buena Voluntad. Tras recorrer Colombia, esperan cruzar a Brasil. “No iremos a Venezuela como teníamos pensado por la lamentable situación delicada de ese país”, contaron.

“Además logramos vincular más con nuestro continente, conociéndolo y aprendiendo muchísimo. Sentimos que somos privilegiados por poder emprender esta aventura y cada día nos convencemos más de que es algo totalmente posible cumplir un sueño así, y alentamos a todo el mundo a que se anime”, describieron los viajeros