Por Leandro Vesco – Fuente: InfoGeI

Esta semana, autoridades municipales de Villa Gesell presentaron nuevos proyectos que tienden a mejorar el medio ambiente y se enmarcan en el camino de convertir esta ciudad en una sustentable. Como primera medida, se conoció que se realizarán estudios para implementar la generación de Energía Eólica. A esta novedad se le suma el trabajo realizado con el fin de generar biocombustible para abastecer a la flota de camiones municipales.

Entre otros beneficios, el Director de Medio Ambiente, Gonzalo Vázquez, destacó “el ahorro de dinero que implica reducir la compra de diesel de origen mineral a las estaciones de servicio locales”. Los municipios tienen un gran problema para llenar los tanques de las flotas de vehículos que prestan servicios de recolección de basuras, ambulancias y demás actividades, muchas veces las estaciones de servicio dejan de otorgar el preciado combustible ante la falta de pago municipal. La idea gesellina, de llevarse a cabo, podría sentar un importante precedente que causaría un enorme impacto positivo en las economías municipales, de por sí, flacas y magras.

Para llevar a cabo esto, se adquiriría un reactor de biodiesel que tiene un costo estimativo de $300.000, cuya compra podría ser amortizado en solamente 38 días de producción, según estiman desde la comuna, mientras destacan que la Municipalidad ya cuenta con una planta apta para la instalación del reactor, y personal calificado para su funcionamiento.

Según los cálculos oficiales, Villa Gesell consume para su flota un promedio de 26000 lts mensuales de Diesel. Tomando como precio promedio por litro $11.6, significaría un gasto estimativo de $300.000 mensuales. En tanto, dependiendo del tipo de reactor se estima la obtención de entre 25000 y 300000 litros mensuales de Biodiesel.

Vazquez resaltó dos puntos fundamentales “de esta forma evitamos el vertido del Aceite Vegetal Usado a las cloacas, o peor aún, en pozos negros o suelo directo por parte de comercios gastronómicos y balnearios. Es importante también destacar que habrá más tranquilidad para los comercios, ya que habrá una periodicidad en el retiro del Aceite Vegetal Usado”.

Este producto que los comercios gastronómicos descartan durante la temporada baja, representa el 75% de la materia prima que se requeriría para la generación del Biodiesel necesario, en tanto que el 25% faltante, se podría obtener durante la temporada alta.

“Tendríamos la posibilidad de cubrir todos los meses el total del combustible que esta comuna demanda para su flota, resultando en un ahorro de hasta un 80% del dinero destinado a la compra de diesel de origen mineral, y por ende, una amortización de la tecnología adquirida en un plazo no mayor a los cuarenta días”.