Para proteger el bosque de la especulación inmobiliaria, la Comunidad Mapuche del Lof Paicil Antriao en Villa La Angostura se encuentra ocupando una parcela de tierra en una de las laderas del Río Correntoso. “Hemos decidido poner en resguardo territorial el sector de nuestro territorio que denominamos PIChUNKO – Ladera Correntoso, que actualmente está siendo fuertemente castigada de forma incriminada por las ambiciones de empresarios mercenarios”, comentaron en un comunicado.

En el lugar se vive una tensa calma, ya que efectivos de la policia se encuentran apostados frente a la toma, esperando órdenes. La Comunidad Mapuche, en su comunicado expresa que “empresarios especuladores a través de un fideicomiso quieren hacer un loteo urbanístico que ya lleva avanzado 900 mts de camino de los 2700 mts totales arrasando con todo una biodiversidad de alto valor de conservación y que va a estar distribuido en lotes de 22 fracciones cada uno, además de instalar sobre las playas del lago Correntoso marras para embarcaciones y un sin número de caminos internos, violando de esta manera todo tipo de normativas vigentes como leyes, resoluciones, decretos, etc. De esta manera y como nos tienen acostumbrados nos instalan otro problema más dentro de nuestro territorio, este proyecto de urbanización fue planificado en el año 2011 sin que nosotros supiéramos absolutamente nada”.

El predio en el que se pretende construir tiene una particularidad, al lado hay un lote cuyo propietario es el basquetbolista Emanuel Ginobili, y desde aquí -con su permiso- han entrado las máquinas para destruir el bosque nativo. “Hoy iniciamos el resguardo y estaremos aquí hasta que aparezcan los responsables de este desastre”, “la comunidad defiende su territorio, defiende el bosque, la naturaleza , la montaña eso es lo que estamos haciendo. Nosotros estamos parando la obra. No hemos roto nada. Desde el lote de Emanuel Ginobili ha entrado la maquinaria que esta haciendo este desastre, él le ha dado permiso para esto“, declaró un miembro del Lof a la agencia de noticias Anred.

“La policía se acercó, nos labro un acta y dijo que estábamos detenidos en el bosque y que tenía una orden de un fiscal y que debíamos quedarnos aquí. Nos dejaron un móvil con policía armada en la entrada. Fuimos con nuestra abogada a la comisaria para ver la orden y no nos mostraron nada. El comisario agredió a nuestra abogada con malos tratos“, continuó relatando el comunero.

Las máquinas esperan la orden para avanzar sobre la montaña y el bosque nativo, para los mapuches lo que se está haciendo es algo ilegal. Para acentuar su reclamo, “hemos hecho la solicitud de manera formal el pedido de un informe a la Subsecretaria del Ministerio de Producción e industria de la provincia de Neuquén Amalia Sapag encargada de aplicar las normativas de la Ley de Bosque Nativos y no hemos tenido hasta el día de hoy una sola respuesta”.

La comunidad, ante la falta de respuesta oficial, pide la presencia de autoridades provinciales y municipales, a los que consideran responsables de “este acto brutal de violación a nuestros derechos comunitarios y de permitir esta destrucción de nuestro bosque natural”.