Un fideicomiso productivo de viñedos y olivares de Catamarca desembarcó hace pocos días en Guadalajara, México, para presentarse en Expo Antad 2015, reconocida plataforma de negocios en donde detallistas y proveedores intercambian puntos de vista para definir el futuro del sector comercio.

De la mano de AS Consultores y Asociados, Altos de Tinogasta comercializará sus vinos de la línea Venerable y el aceite de oliva producido en la finca, posicionándose en el mercado mexicano que elogió los vinos jóvenes y la tipicidad varietal de cada ejemplar.

Convocados por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y la Fundación Exportar, los representantes de Altos de Tinogasta ofrecieron degustaciones de los vinos Venerable, así como de su aceite de oliva. En el marco de la exposición para importadores y supermercadistas presentes, Diego Torrea, Gerente Comercial del fideicomiso, expuso la charla Real Estate Productivo, una alternativa para acceder a productos a la mitad de su valor de mercado.

El pabellón oficial argentino contó con un stand de 84 m2 a disposición de las empresas nacionales que exhibieron sus productos, pertenecientes a distintos sectores productivos.

Altos de Tinogasta nació en un rincón de la provincia de Catamarca con 400 hectáreas de tierras vírgenes, agua rica en minerales, a 200 metros de profundidad, termas naturales y la Cordillera de los Andes como telón de fondo.

El modelo de negocio que propone la finca permite a pequeños y medianos inversores ser parte de un emprendimiento de gran escala, cumplir con el sueño de tener un viñedo y olivar propio y ser dueños de una parte proporcional de la bodega y la fábrica de aceite de oliva.

Hoy son más de 130 los socios propietarios de Altos de Tinogasta cuyo denominador común es la decisión de resguardar su capital con altas tasas de rentabilidad y disfrutar de una inversión que combina placer y negocios. Se trata de una inversión en la que el activo financiero no sufre depreciación, sino que aumenta su valor, producto de la maduración y el incremento de frutos, así como la revalorización de la tierra.