Entre febrero y abril de 2015 un incendio arrasó con miles de hectáreas de bosques cercanos a la localidad de Cholila. Tres años después, la zona es aún una postal gris y desoladora, para intentar recuperar el ecosistema y parte del bosque incendiado, un grupo de voluntarios de la ONG ReforestArg estuvieron cuatro días plantando 4.000 árboles.

El objetivo de la la ONG es llegar a plantar un millón de árboles en toda la Patagonia. El programa de reforestación nació luego de que 40.000 hectáreas de bosque patagónico fueran arrasadas por el fuego. ReforestArg tiene aliados estratégicos y un equipo de voluntarios que apoyan las tareas ecológicas.

Durante cuatro días, soportando temperaturas de hasta cinco grados bajo cero, veintiseis voluntarios acamparon para cumplir con el objetivo de plantar 4.000 plantines de cipreses de unos 40 centímetros, “así lograremos reforestar el bosque. Como el incendio fue tan grande, la respuesta tiene que ser de la misma magnitud“, explicó a La Nación Tobías Merlo, miembro del Programa.

ReforestArg tiene origen con un viaje que hicieron Merlo -licenciado en Ciencias Ambientales- con dos amigos, desde la Ciudad de Buenos Aires se acercaron a Cholila para estudiar el ecosistema del bosque después del incendio.  “Estando ahí entendimos que el principal problema son los incendios forestales. Cuando lo presencias y ves las enormes llamas consumiendo árboles gigantes de 300 años, te sensibilizas”, apunta Merclo.

“Es verdad que siempre, a lo largo de la historia, hubo incendios forestales. Son un disturbio natural que, en teoría, se recuperan naturalmente. Pero hoy en día el contexto ambiental mundial es distinto, a tal punto que si un bosque se incendia no vuelve a ser el mismo”, afirmó. Para poder llevar a cabo su programa, se unieron a la Asociación Amigos de la Patagonia.

Una vez que supieron que la salida era reforestar, pasaron a la acción directa. Llegaron a la conclusión de que en la zona cercana a la localidad de Cholila el ciprés era el árbol originario que podía adaptarse a la realidad del bosque en las condiciones en las que quedó luego de las llamas.

El programa ReforestArg necesita de la ayuda de aquellas personas que quieran participar de esta cruzada ecológica, desde la ONG invitan a unirse . Aquellas personas que quieran ser “Guardianes del Bosque” pueden anotarse aquí.