Los ejemplares fueron donados por la entidad Itaipú y trasladados a un jaulón de pre-suelta en el lugar de liberación, donde atravesaron un período de adaptación de dos meses.

Ahora tendrán que adaptarse progresivamente y encontrar su propio alimento, como frutos, brotes y semillas. Mientras tanto continúan recibiendo una dieta suplementaria hasta que logren ser completamente independientes.

El muitú es un ave de gran porte que en Argentina se encuentra en peligro de extinción. Junto al guacamayo rojo, cumplen un rol ecológico clave como dispersores de semillas de gran porte que otras especies de aves no llegan a consumir. Su población desapareció de la mayor parte de su distribución histórica.

“Con su reintroducción esperamos recuperar su función como regenerador de bosques, y constituir un nuevo atractivo turístico a partir del avistamiento de fauna silvestre al norte de los Esteros del Iberá, indicaron desde Rewilding Argentina.

Se trata de un trabajo conjunto entre Itaipú Binacional, el Gobierno de la Provincia de Corrientes, a través del Centro de Conservación Aguará, la Dirección de Parques y Reservas, y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.