La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) informó que puso en marcha la segunda unidad del EcoBus Universitario, que desde esta semana ya circula por las calles del bosque platense en un trayecto que cubre la calle 50, desde 115 hasta la Facultad de Informática, regresando luego por calle 52 hasta la Facultad de Odontología.
 
El EcoBus Universitario representa un verdadero avance en materia de investigación aplicada en energías renovables. Este novedoso medio de transporte funciona íntegramente con baterías de litio desarrolladas en los laboratorios de la Universidad. Se trata de una fuente de energía limpia que no requiere de los combustibles fósiles contaminantes para impulsar el vehículo.

En febrero de este año, la UNLP puso en funcionamiento la primera unidad del Eco-Bus, cuyo recorrido va desde la Facultad de Astronomía, hasta la Facultad de Medicina.
 
La flamante unidad, que circula por la mañana en el horario de 8 a 13, cuenta con un sistema de GPS que permite monitorear el recorrido del Eco-Bus. A partir de esta tecnología, la UNLP ya está desarrollando una aplicación para celulares que le permitirá a los estudiantes saber exactamente en dónde está el vehículo.
 
El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, licenciado Raúl Perdomo, remarcó que “la puesta en marcha del Eco Bus es el fruto del trabajo que viene realizando la Universidad, y especialmente sus investigadores, en materia de protección del medio ambiente y del desarrollo sustentable”.
 
Por su parte, el vicepresidente institucional, arquitecto Fernando Tauber destacó que “esta iniciativa aspira no sólo a resolver la movilidad de miles de estudiantes universitarios, sino que además pretende instalarse como un nuevo concepto de transporte para beneficio de toda la región”.
 
El Ecobus es totalmente gratuito y tiene capacidad para unos 13 pasajeros sentados (no acepta pasajeros parados). Cuenta con 4 asientos en los que caben tres personas, más una butaca individual ubicada junto a la del conductor. El vehículo es manejado por un trabajador no docente de la UNLP, es llamativamente silencioso y transita a una velocidad no superior a los 15 kilómetros por hora.

Lo interesante de esta iniciativa es que, como no se trata de vehículos originalmente alimentados con litio, la Facultad de Ingeniería de la UNLP se encargó de modificar diferentes aspectos de la mecánica e incorporar las baterías de litio que hacen funcionar el motor de manera limpia y sin efectos contaminantes. De fábrica, estos pequeños buses se alimentan a través de baterías de plomo; es decir que, si bien cuentan con motores eléctricos no contaminantes, el plomo de las baterías sí resulta perjudicial para el medioambiente una vez que éstas agotan su vida útil y deben ser descartadas.
 
La principal ventaja de utilizar litio es que los vehículos funcionan con energías completamente limpias. Además, este tipo de baterías duran cinco veces más que las de plomo y son reciclables. Paralelamente, la alimentación eléctrica del motor no afecta en absoluto el medioambiente, como sí ocurre con los combustibles fósiles convencionales. Así se contribuye a evitar el calentamiento global al reducir las emisiones de gases.

La iniciativa aspira no sólo a resolver la movilidad de miles de estudiantes universitarios, sino que además pretende instalarse como un nuevo concepto de transporte para beneficio de toda la región. En este sentido, el proyecto del Ecobus se inscribe en el marco de un programa integral de desarrollo del transporte público que lleva adelante la UNLP, y beneficia en forma directa a toda la ciudad. En este plan se cuentan la puesta en marcha del Tren Universitario en 2013, la creación del rondín Línea Universitaria en 2014, y la promoción –a través de un sistema de préstamo- del uso de la bicicleta entre los estudiantes.