Fuente: Invap / Diario Rio Negro

El Arsat 2, el segundo de los satélites de comunicaciones construido en Bariloche, partió rumbo a la Guyana Francesa para su lanzamiento. Los padres de la criatura, los técnicos de la empresa estatal rionegrina Invap, ya están trabajando en la tercera versión.

La conducción de Invap calcula que la empresa tiene un horizonte de trabajo garantizado de cinco años, pero como las compañías del Estado nacional son sus principales clientes, están atentos a las elecciones presidenciales del 25 de octubre, cuyo resultado no les es indiferente.

El Arsat 2 fue despedido de Bariloche en una ceremonia que no tuvo discursos ni contó con funcionarios de primera línea del gobierno nacional. El gobernador Alberto Weretilneck y la intendenta María Eugenia Martini le dieron marco político al momento.

La dueña de los satélites es una empresa del Estado nacional llamada Arsat. Opera el Arsat 1, que está en órbita y brindando servicios desde el año pasado, y hará lo mismo que la versión 2, que será lanzado desde el mismo lugar que su antecesor, la ciudad de Kourou, en la Guyana, donde tiene su plataforma la empresa francesa Arianne Space.

Los dos Arsat son satélites de comunicaciones. Pueden hacer viajar datos (internet), televisión y telefonía. Por ahora, en Invap quedaron dos satélites en ciernes: los Saocom 1A y 1B, que a pedido de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) irá al espacio con radares que se utilizarán para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales.

El hueco del Arsat 2 es grande porque se construyó casi en paralelo con el 1. El presidente de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic), Norberto Berner, dijo a “Río Negro” que no sólo existe la decisión de construir el Arsat 3 sino también las versiones 4 y 5. “Pero vamos paso a paso”, aclaró.

Para terminar de definir la inversión, superior a los 200.000.000 de dólares, Arsat debe detectar los mercados adonde llegar con el servicio y venderlo. Fuentes de Invap ratificaron que el proyecto está avanzado.

El presidente de Arsat, Matías Bianchi, explicó que el satélite que partió ayer a la Guyana para ser lanzado el 30 de septiembre tiene “tres antenas, que le permitirán dar servicio en tres lugares distintos de la Tierra. Además tiene una banda de frecuencia, que es la C, muy importante, porque se usa para transmitir contenidos audiovisuales en Latinoamérica”, agregó.

“Nace una oportunidad enorme para empresas públicas y privadas de producción de contenidos para bajar costos de distribución e ingresar nuevos mercados, además de fortalecer la conectividad de internet de Argentina y su vínculo con el continente”, señaló Berner.