Zanella se convirtió en la primera terminal del país en lanzar una nueva propuesta amigable con el medio ambiente y la economía de los usuarios. Se trata de la E-Styler, el primer scooter eléctrico que no usa nafta. La nueva opción fusiona la energía eléctrica con la calidad característica de la marca, que se plasman en un modelo urbano propio de la gama scooter, ideal para recorrer la ciudad, evitando las emisiones contaminantes de CO2.

La moto E-Styler funciona mediante una batería que se recarga fácilmente, al igual que un teléfono celular, a través de un enchufe de 220 voltios. Luego de 5 a 8 horas, está lista para ser utilizada, lo que la convierte en un práctico medio para trasladarse a la oficina todos los días, realizando la carga durante el horario laboral.

El voltaje de la E-Styler es de 48v y su motor es tipo Brushless DC. Su suspensión delantera es por horquilla hidráulica, y posee doble amortiguador hidráulico en su parte trasera. Walter Steiner, presidente de Zanella, afirmó: “Esta iniciativa demuestra no sólo nuestro interés por responder a las necesidades y gustos de nuestros usuarios, si no también nuestra preocupación por crear opciones que contribuyan al cuidado del medio ambiente y al bienestar de todos”. Y agregó: “La asociación entre la calidad de los componentes y los procesos de fabricación, hacen que los scooter Zanella sean la opción más segura para todos aquellos que buscan la libertad del transporte diario y el estilo refinado de un motovehículo urbano. 

Zanella fabrica motos desde fines de 1950. Hoy, con 65 años de historia, lidera el mercado nacional con más de 65 modelos de ciclomotores, motos, cuatriciclos y kartings; y siempre incorporando nuevos productos para los usuarios. La compañía está constituida por cuatro plantas, dos en la provincia de Buenos Aires (Caseros  y  Mar del Plata); una en San Luis y otra en Cruz del Eje, Córdoba. Controla el 20 por ciento del mercado de moto-vehículos argentinos.