En el año 1994, el Ente Binacional de la represa hidroeléctrica de Yacyretá creó la Reserva Natural Santa María, un área de conservación de 3000 hectáreas donde moran 750 especies nativas, desde aquel año estuvo cerrada al público. A partir de este mes quienes visiten la represa podrán acceder a conocer esta Reserva, única en su clase.

El anuncio, esperado por ambientalistas, se dió a conocer en la presentación del documental “Paraíso de Yacyretá, sus Reservas Naturales” un trabajo que registra las doce reservas naturales que el Ente Binacional ayuda a conservar, todas en el noreste del país. La represa Yacyretá se halla a la altura de la localidad correntina de Ituzaingó y es la mayor generadora de energía del país.

“Dentro de las visitas que se hacen a la central, se va a poder visitar la Reserva Santa María que está pegada. Ya están listas las obras, que las habilitaremos la semana que viene”, comentó Humberto Schiavone, director ejecutivo de la Entidad Binacional, las obras hacen mención a una pasarela de madera de doscientos metros y un mirador. Se podrán realizar avistamientos y hacer fotografía.

La presencia de esta mega represa generó un enorme impacto ambiental que el Ente intenta remediar con la preservación de 120.000 hectáreas de áreas que se ubican en Misiones y Corrientes. Las reservas forman parte su la responsabilidad social y ambiental. Schiavone al respecto, aclaró que. “Cuando se proyectó a fines de los 60 y principios de los 70, las políticas de cuidado de ambiente no formaban parte de la exigencia de los proyectos y recién cuando entraron a financiar las obras el BID y el Banco Mundial en los 80, se empezaron a exigir medidas de mitigación de los daños ambientales” El mayor problema significo el anegamiento de tierras.

Para remediar esto, Yacyretá “tuvo que implementar muchas acciones para compensar básicamente los efectos del anegamiento de tierras, establecimos reservas compensatorias que son grandes áreas naturales que se iban a proteger”.  En la provincia de Corrientes, Yacyretá contribuye al mantenimiento de reservas en la Isla Apipé, Camby-Retá, Colonia Galarza, Yaguareté Corá, Iberá e Itatí. Las otras áreas protegidas, en la provincia de Misiones, son: Reserva Natural Teyu-Cuare, Unidad de Conservación Campo San Juan y las reservas urbanas Arroyo Itá, Candelaria y El Zaimán.

La Reserva Natural Rincón de Santa María, que a partir de esta semana estará abierta al público, es un paraíso de flora y fauna nativas, conviven 400 especies vegetales, 250 aves, algunas en peligro de extinción como el capuchino de boina negra, 40 de anfibios como la “rana mono chica”, 35 de reptiles como la “tortuga tigre” y 24 de mamíferos como el ciervo de los pantanos, carpinchos, zorros y diversos tipos de tatú. La reserva protege el habitat del pastizal y el de los pajonales.