La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) está en alerta por la crecida que se viene notando en el Río Paraná. Los níveles vienen aumentando en las principales puertos del norte litroraleño argentino. El gobierno chaqueño ya dio aviso a sus productores ganaderos para que hagan acciones para resguardar el ganado.

“El Paraná empezó a crecer y los embalses están alcanzando sus niveles máximos de almacenamiento, es altamente probable que se inicien las operaciones de apertura del Vertedero Brazo Principal. Los caudales esperados durante los próximos días irán en aumento”, se comunica desde la Entidad Binacional.

“El valor máximo de afluencia dependerá de la operación de las centrales hidroeléctricas aguas arriba y la evolución real de las precipitaciones sobre la cuenca”, manifestaron. El problema se enfoca en las precipitaciones que se vienen dando en el sur del Brasil, con desborde de ríos y arroyos, e inundaciones de poblados. Estas lluvias han dado abundante agua al Paraná.

Como consecuencias de estas pricipitaciones, “los embalses aguas arriba están alcanzando sus niveles máximos de almacenamiento”. Los pronósticos no son alentadores para las próximas horas, se esperan “eventos de variada intensidad en toda la región, algunos de ellos localmente intensos“.

Unas de las provincias que ya está tomando medidas preventivas es Chaco. “Desde el Ministerio de Producción aconsejamos a quienes se dedican a las actividades ganaderas en zonas ribereñas, márgenes bajas e islas a tomar los recaudos correspondientes ante la posibilidad de desbordes del río Paraná hacia el valle de inundación, en la zona de influencia de la Isla del Cerrito, Colonia Benítez, Antequera, Puerto Vilelas, Parajes Soto y Colonias Tacuarí y Tacuaní”, detalló al Diario Chaco el subsecretario de Ganadería Sebastián Bravo.

“Cada vez que se dan crecientes del río Paraná se cortan caminos que impiden la entrada o salida de los campos, por lo que se hace necesario que los productores se anticipen a esta situación y tomen las previsiones correspondientes”, detalló el funcionario.

Desde la Entidad Binacional Yacyretá informan que “la altura del río llegó hoy a los 2,40 metros y para los próximos días se estima que los registros podrán superar dicha marca, pero se mantendrá por debajo del umbral de alerta de 3,50 metros, por lo que es muy probable que se inicien las operaciones de apertura del Vertedero Brazo Principal a partir de mañana”.