El derrame tuvo lugar durante la jornada del domingo debido a la rotura de un colector en Bella Vista Norte, área operada por YPF. El subsecretario de Ambiente municipal, Daniel González, informó que la mancha de hidrocarburo recorrió 7 kilómetros y que trabajarán dos o tres semanas más en el lugar con las tareas de remediación.

“El inconveniente se produjo en una cañería de transporte que se rompió, lo que provocó el derrame que alcanzó primero un arroyo y de ahí tomó destino al mar, aunque se evitó que llegara a la costa porque se tomó a tiempo”, informó el ministro de Hidrocarburos, Martín Cerdá.

El hidrocarburo llegó al arroyo Belgrano, pero pudo ser contenido por un sistema de retenciones, para evitar la llegada hacia el mar, según precisaron los funcionarios. El volumen derramado se estima en 50 metros cúbicos.

La ordenanza municipal de hidrocarburos, que establece el sistema de sanciones para las empresas (que pueden llegar hasta los 10 millones de pesos), tiene una tabla con agravantes, que considera la cantidad del hidrocarburo derramado, si afecta cuerpos de agua, y otros detalles.

Por su parte, YPF informó que “controló un incidente que se generó en el yacimiento Zona Central que la compañía opera en Comodoro Rivadavia, provincia del Chubut”, y que al tomar conocimiento del hecho “la empresa puso en marcha el Plan de Respuesta ante Emergencias y avisó a las autoridades de control correspondientes”.