La situación del zoológico de Mendoza desencadenó en un problema político. En las últimas horas se procedió a su cierre, y los trabajadores del Zoo denunciaron nuevas muertes, las que fueron desmentidas por el gobierno. La Directora, que asumió con la idea de hacer un lugar en donde los animales pudieran vivir en paz, debe afrontar ahora un fuerte pedido social para que labre su renuncia. Mientras tanto, la oposición asegura que los animales mueran por comer comida con veneno.

Las cifras del zoo espantan. En menos de dos semanas murieron 50 animales y el día después de la clausura, aseguran que muerieron otros 14 másMariana Caram, Directora del Establecimiento aseguró que “detrás de la tragedia hay mucha gente colaborando. Se hizo un muy buen operativo de traslado de los animales más sensibles a unos corrales para que tuvieran más resguardo, y ahora estamos haciendo techos para los otros que quedaron, con colchones de pasto y alimento para que puedan estar lo más calientes posible”, explicó Caram, quien asegura que su idea es que el zoo abra lo antes posible. Esta postura sería la menos indicada, la situación del zoo está descontrolada.

El Gobierno provinical dio una conferencia de prensa, allí el Secretario de Ambiente de Mendoza, Humberto Mingorance, comunicó:“Tenemos una variable interna que es un grupo de empleados muy sindicalizados. Es poco ético por parte del sindicato y legisladores del Frente para la Victoria, que están utilizando para un rédito político la muerte de los animales. Es lamentable y no ayuda. Estamos buscando antecedentes y las herramientas jurídicas para poder donarlos. Esto nos va a permitir un mejor manejo de la población del Zoo y un ahorro”. Las declaraciones se alinean en la idea del gobierno de convertir el zoológico en un ecoparque, iniciativa que es rechazada por la oposición, ATE y el grupo “Defensores del zoo”.

Acá hace más de un año que no se limpian los corrales. La cantidad de guano es tal que se generó un ambiente para nada saludable”, volvió a denunciar la propia directora. En simultáneo sindicalistas de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), junto a diputados de la oposición hicieron una recorrida por el zoo y acusaron a la directora y al gobierno pronvicial de no tomar las medidas preventivas correspondientes.

En medio de todo este descontrol, el Secretario de Ambiente mendocino decidió viajar a Corea para buscar fondos para crear “ciudades verdes”.