Más de 400 paneles solares fueron inaugurados esta semana en el peaje de la Autopista Perito Moreno en Parque Avellaneda, con el objetivo de que suministren la energía necesaria para el funcionamiento de las cabinas y vuelvan “más sustentable” la operación de las autopistas.

Abarcan una superficie total de 1700 m2 y están distribuidos sobre los techos de los edificios de peaje, administración, mantenimiento y cocheras. Generan una potencia igual a la que demandan 728 hogares promedio por año, aportan energía al consumo y la iluminación de la red de autopistas y podrán alivianar la red eléctrica de la Ciudad.

Ojalá en breve podamos seguir con esto de la energía inversa, es decir, que lo que estén generando esos paneles se lo podamos inyectar a la red”, expresó el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, durante la inauguración, quien estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia, y el presidente de AUSA, Carlos Frugoni.

Con estos paneles solares se evitará la emisión de 141 toneladas de dióxido de carbono anuales, que equivalen a la que producen 880 autos nafteros en un año.

El sistema tiene un dispositivo “inversor”, que sirve para transformar la energía continua de los paneles en energía alterna.
Cuando la legislación de generación distribuida entre en vigencia, y cuando la energía producida por los paneles supere la demanda de consumo de AUSA, la aportarán a la red eléctrica, precisaron las autoridades porteñas.

Como parte del programa Ciudad Verde de Buenos Aires, la instalación de paneles solares se realizará también en las otras grandes estaciones de peaje. Actualmente ya están terminadas y operativas las estaciones ubicadas en el peaje Parque Avellaneda de autopista Perito Moreno y autopista Dellepiane, y en el inicio de autopista 25 de Mayo. Además, se está comenzando con la instalación de los paneles solares en el peaje Retiro de autopista Illia.