El noreste de la Provincia de Buenos Aires es una de las zonas más afectadas por el uso de agrotóxicos. La soja ha ganado los campos, que muchas veces deben padecer la llegada del agua que está directamente relacionada con el modelo agropecuario usado. El Municipio del Partido de Leandro N. Alem, halló la forma de ganar un poco más de dinero al poner en alquiler las banquinas de la ruta 50 para sembrar… soja.

Leandro N. Alem es un partido que se encuentra en el noreste de la provincia de Buenos Aires, a 320 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aire. Su ciudad cabecera es Vedia. Limita al norte con la provincia de Santa Fe, forma parte de la zona núcleo en donde se produce la mayor parte de oleaginosa de nuestro país. La idea también refleja la grave situación financiera de algunos municipios bonaerenses, fundamentalmente los más alejados de la ciudad de las diagonales. 

El viernes pasado se realizó la apertura de sobres con las ofertas para alquilar las banquinas en los tramos de la ruta provincial 50 entre Venia y General Arenales. Se trata de una superficie de apenas 62 hectáreas pero si son sembradas con soja, dan ganacias, aunque pierda la naturaleza. Con el dinero que obtenga con estos alquileres, el Municipio pretende hacer obra viales y escolares.

Según se comunicó desde la Municipalidad del dinero recaudado, 60% irá para el Consejo Escolar para los comedores escolares, un 20% para la Asociación de Bomberos Volunrarios y el restante 20% final para mantener la red vial municipal.

A pesar de que la medida tiene fines nobles, se trata siempre de apostar por la soja, que require de los agrotóxicos para crecer y dar mejores rindes. Nadie aún informó cómo harán para fumigar con glifosato sin afectar a las personas que transiten por la ruta. ¿Habrá que cerrar las ventanillas del auto en esta tramo de la ruta 50?