Con 362 kilómetros de largo, el Campo de Hielo Sur es una zona limítrofe entre Chile y Argentina que estuvo en disputa hace 20 años por las cumbres divisorias de aguas.

Investigadores chilenos descubrieron en la zona más austral de esta gran masa de hielo binacional una fractura de 209 kilómetros cuadrados y 37 kilómetros de longitud norte – sur que se separó de la superficie congelada, dejando una brecha de roca desnuda de unos 100 metros.

El hallazgo se realizó en un sobrevuelo que realizó personal de la Unidad de Glaciología y Nieves chilena para una actualización del inventario público de glaciares.

Según explicó el jefe de esta unidad, Gino Cassasa, al diario local El Mercurio, la fractura ocurrió en el glaciar HPS 40, que antes se encontraba conectado por una lengua de hielo con la meseta: “Esto comprueba que estos glaciares se están fragmentando y que el cambio climático acelera el proceso. En la Patagonia son los que se derriten a mayor tasa respecto de su tamaño a nivel mundial”, afirmó el experto.

Alexis Segovia, coordinador del inventario, recalcó que Campos de Hielos Sur es la zona más avanzada en el catastro (81%) y los antecedentes muestran que la tendencia predominante es la pérdida de los hielos y la fragmentación de los glaciares, con excepción del Pío XI -el más grande- y el Trinidad.

“Los investigadores creen que al quedar la roca desnuda, ésta absorberá mayor radiación y se calentará más, lo que produce un efecto en los bordes y ello puede aumentar la distancia de separación. Al acelerar del derretimiento de los hielos”, explica El Mercurio.

Los expertos explicaron que era esperable que esto ocurriera pero en cientos de años más, y que “el cambio climático ha acelerado los procesos”.