El agujero de ozono Antártico es este año uno de los más grandes de la historia y volverá a afectar el sur de la Patagonia hasta el viernes con el consecuente aumento de los valores de radiación ultravioleta, cuyos índices máximos serán del orden de 12, equivalente a alerta extrema, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Se prevé que entre el 17 y el 20 de noviembre se alcancen índices máximos de radiación UV del orden de 12, que corresponden según la escala internacional a alerta violeta o extrema, un fenómeno que afecta a toda la Patagonia, principalmente a la región sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Estos niveles tan altos de radiación son valores que no se registraban en el sur del país desde 2011. El SMN detalló que el agujero de ozono de 2015 fue uno de los más grandes de la historia, y que el vórtice polar aún hoy alcanza una extensión de aproximadamente 18 millones de kilómetros cuadrados, por encima del promedio, alcanzando un pico de unos 27 millones de kilómetros cuadrados en los primeros días de octubre. La recuperación total de los valores de ozono se estima para más allá de mediados diciembre”, detalló el Servicio.

A partir de 1980 se puso en evidencia la problemática de afectación de la disminución del ozono estratosférico, por lo que la comunidad internacional a través de las Naciones Unidas llamó a efectuar una acción global contra las actividades humanas susceptibles de modificar la densidad de la capa de ozono.

Respecto de la posibilidad de recuperar los valores de la década de los 80, se estima que esto podría ocurrir alrededor del 2060-2070, aunque es sólo una suposición, ya que hay otros factores que contribuyen a la destrucción del ozono.