Alumnos de cuarto y quinto año de una escuela secundaria de 9 de Julio, realizan desde el año 2009 un trabajo comunitario par el Hospital “Julio de Vedia” de la ciudad cabecera del Distrito. Siguiente protocolos establecidos para tales fines, producen alcohol en gel y cremas medicinales para los pacientes del Hospital.

Los alumnos elaboran alcohol en gel, Agua de Alibour, pasta al agua (dermatitis de pañal), Aqualane: una crema humectante de base a la que se le agregan otras sustancias como antibióticos, antiinflamatorios o antimicóticos, vaselina azufrada y alcohol boricado” describe María Eugenia Poggi, docente a cargo del taller de Preparados Magistrales de la Escuela Secundaria Técnica N° 2 de 9 de Julio-

“Los preparados son de uso externo y se hacen bajo la guía y dirección de la farmacéutica del hospital, que también aporta los reactivos”, detalla la docente, quien remarca que este trabajo solidario lo vienen llevando a cabo los alumnos desde el año 2009, con el seguimiento y el apoyo de la Directora de la Farmacia del Hospital, Susana Verna.

“En uno de los laboratorios con que cuenta la escuela se realiza el preparado, se lo envasa, rotula y luego se lo distribuye”, en Agosto ya se han entregado 67 envases de Agua de Alibour, 3 kilos de alcohol en gel, 1 kilo de pasta al agua y 3 kilos 300 gramos de Aqualane.

La docente explica y subraya el costado social de esta actividad. “Lo importante de este proyecto es la posibilidad de vincularnos con la comunidad. Es muy enriquecedor para los alumnos por lo que implica de solidaridad y responsabilidad; es muy gratificante ver el entusiasmo que ponen en la elaboración de los preparados y que tienen la camiseta puesta con esta iniciativa”.

Muchos de los que ya participaron en estos proyectos, al egresar, siguieron carreras vinculadas a la química o medicina”, sostuvo.

Lucía, una de las alumnas que trabajan en el Taller, explica el protocolo que siguen: “Primero procedemos a desinfectar el taller con cloro y luego ingresamos con indumentaria especial: cofia, barbijo y guardapolvo, ropa que no nos quitamos hasta que termina el envasado del preparado. La farmacéutica Susana Verna nos explica qué producto vamos a elaborar en ese encuentro y escribe en una pizarra las cantidades y los materiales a emplear. Durante esas dos horas no puede entrar una persona ajena”

Este trabajo forma a Jóvenes en un conocimiento muy práctica que hasta pueden usarlo como salida labora, aunque fundamentalmente los guía en un camino de solidaridad, su trabajo es útil para la sociedad en donde se desarrollan. Julieta, otra de las alumnas que participan en el Taller, reflexiona: “Es una experiencia muy linda, es un acto solidario que mejora el servicio del hospital a la comunidad”.