El producto de este trabajo, que puede verse en cma.sarem.org.ar, contempla el listado completo y actualizado de mamíferos y la recategorización de 395 especies con distribución en el país con sus respectivas fichas, tanto nativas como exóticas. En comparación a la primera lista roja de 2012, el nivel de amenaza aumentó un 4 %.

El 24 % del total de las especies de mamíferos de Argentina están amenazadas (vulnerable, en peligro o en peligro crítico). El proceso de categorización arroja que de las especies de mamíferos tres están extintas, dos extintas a nivel regional, 98 están amenazadas y 40 están cercanas a la amenaza.

Se trata de un trabajo de investigación vital para gestionar la conservación de los mamíferos del país, que fue presentado por el secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales, Diego Moreno y el presidente de SAREM Javier Pereira.

El estudio, que demandó más de dos años de trabajo, se lanzó en Puerto Madryn. Ofrece información detallada y actualizada sobre rasgos eto-ecológicos, taxonomía, distribución y amenazas de las 395 especies de presencia confirmada en Argentina. Esto es producto del aporte de más de 700 especialistas, desde investigadores hasta técnicos de organismos públicos nacionales, provinciales y de organizaciones no gubernamentales, guardaparques, referentes extranjeros y fotógrafos, entre otros. Para acceder al mismo cliquee aquí.

El estudio es un instrumento estratégico para diagnosticar la situación del estado de conservación de los mamíferos en el país, avanzar en el diseño de planes de conservación, realizar y supervisar evaluaciones de impacto ambiental, brindar información para fundamentar las decisiones de gestión en materia de biodiversidad. Asimismo, constituye un insumo para realizar ordenamientos ambientales del territorio, determinar áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad y poner a disposición del público información sobre la biología, ecología y conservación de los mamíferos de la Argentina.

Las provincias con mayor número de mamíferos nativos son Salta, Jujuy, Misiones, Buenos Aires y Tucumán. Con respecto a los mamíferos exóticos se identificó la presencia de poblaciones de 24 especies.

Las especies extintas consideradas en este proceso son el zorro-lobo de Malvinas (Dusicyon australis), el zorro-lobo continental (Dusicyon avus) y la rata acuática grande (Gyldenstolpia fronto).

Por su parte, las consideradas regionalmente extintas son el lobo gargantilla (Pteronura brasiliensis) y el colicorto de una raya (Monodelphis unistriat).

Los grupos con mayor cantidad de especies amenazadas son Microbiotheria, Paucituberculata, Primates y Perissodactyla, donde todas sus especies están amenazadas, seguido por los Cetartiodactyla terrestres (Ungulados) de los que el 69 % de las especies están amenazadas.

La pérdida y degradación del hábitat es considerada la amenaza más frecuente y señalada para más del 75 % de las especies de mamíferos nativos, en tanto que otras situaciones también suponen un riesgo según el grupo de especies.

La caza ilegal es una amenaza relevante para la totalidad de los primates, el 93 % de los ungulados, el 87 % de los xenartros y el 80 % de los carnívoros terrestres. Los atropellamientos en rutas es un riesgo para el 89 % de los carnívoros terrestres, el 67 % de los ungulados, el 60 % de los primates y el 25 % de los marsupiales. La depredación por perros se asignó al 100 % de los ungulados, 92 % de los carnívoros terrestres y 87 % de los xenartros. Las principales amenazas indicadas para los cetáceos fueron contaminación (afecta al 86 % de las especies), la captura (65 %) y la reducción de presas (51 %). Las enfermedades fueron identificadas como amenazas importantes para ungulados, primates y carnívoros terrestres.

Finalmente, la presencia de especies exóticas invasoras resulta de importancia principalmente para los ungulados, y en menor medida para los carnívoros terrestres.